Mueren 8 personas en un hospital por una enfermedad desconocida

Actualizado 12/09/2014 5:08:33 CET

CARACAS, 12 Sep. (Notimérica/EP) -

   Un total de ocho personas han fallecido a 72 horas de ingresar en el Hospital Central de Maracay, en el estado de Aragua, por una enfermedad "que aún está por determinar", según ha denunciado el presidente del Colegio Médico local, Ángel Sarmiento, que solicita apoyo de organismos internacionales de salud para determinar la causa.

   Sarmiento ha descartado que se trate de ébola, meniccocemia, dengue o chikungunya porque "ya practicaron las pruebas epidemiológicas". "No sabemos a qué nos enfrentamos", añade el presidente del Colegio Médico de Aragua, que reconoce que no saben ni siquiera si es un virus o una bacteria.

   Los fallecidos son cuatro adultos y cuatro niños que llegaron con los mismos síntomas, provenientes de distintas zonas de Aragua, según informa el diario venezolano 'El Nacional'. El primer caso se registró durante la medianoche del pasado martes en la noche. "El paciente fallece en 72 horas de forma abrupta con hemorragia masiva", añade Sarmiento.

   Todas las personas fallecidas presentan la misma sintomatología: pequeñas hemorragias que progresaron en 72 horas y se convirtieron en fiebre y hemorragia masiva. Por ello, al tratarse de una enfermedad desconocida, Sarmiento recomienda no acudir salvo casos de extrema necesidad al Hospital Central de Maracay.

EL GOBERNADOR NIEGA QUE HAYA UNA BACTERIA

   El gobernador del estado de Aragua, Tareck El Aissami, niega que haya una bacteria en hospital de Maracay y acusa al presidente del Colegio Médico de la entidad de encabezar "una campaña de rumores y terrorismo", a través de una serie de mensajes publicados en su perfil oficial de Twitter.

   El mandatario aragüeño ha rechazado las informaciones: "Se han desatado cadenas de mensajes en los móviles y en las redes digitales sobre una supuesta bacteria en el Hospital Central de Maracay. Es totalmente falso", ha sentenciado, dando a entender que las muertes no tienen ninguna relación con esa presunta bacteria desconocida a la que alude Sarmiento.