Aerolíneas Argentinas reduce un 10,3% sus 'números rojos' y normaliza su balance 21 años después

Un A330-200 de Aerolíneas Argentinas
AEROLÍNEAS ARGENTINAS - Archivo
Publicado 31/05/2018 12:43:20CET

   BUENOS AIRES, 31 May. (EUROPA PRESS) -

   Aerolíneas Argentinas registró unas pérdidas de 6.312 millones de pesos (216,4 millones de euros), lo que supone un descenso del 10,3% con respecto a los 'números rojos' de 2016 y un 32% menos frente al resultado negativo del año 2015, según las cuentas difundidas hoy por la aerolínea estatal argentina, que destaca que después de 21 años el grupo ha logrado normalizar sus balances anuales en los plazos estipulados.

   Durante el pasado año, los ingresos del grupo aéreo que engloba a Aerolíneas, la filial regional Austral, Aerohandling y Jetpag, ascendieron a 39.028 millones de pesos (1.338 millones de euros), un alza del 97%. Los gastos comerciales y de administración en 2017 representaron el 24% sobre los ingresos, en un nivel similar al año anterior.

   "La consistente reducción de las pérdidas de la compañía son la explicación de la baja de los aportes del Estado a la empresa, tras una década pasando de un promedio de 678 millones de dólares (579 millones de euros), a un total de 302 millones en 2016, 183 millones en 2017 y 82 millones de dólares (70 millones de euros) en lo que va de año", ha destacado la compañía argentina en la presentación de sus cuentas anuales.

   Aerolíneas Argentinas, fundada en 1950, se privatizó en el año 1990. Iberia formó un grupo para la gestión de la compañía, que en el año 2001 fue traspasada por la SEPI al grupo turístico español ya extinto Marsans. En el año 2008 el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner aprobó su nacionalización tras su grave crisis financiera y la expropió un año más tarde a la compañía españolas.

   La junta de accionistas de Aerolíneas y Austral han aprobado sus balances y gestión del ejercicio 2017, así como de 2016. De esta manera normalizan su situación contable, situación que no se producía desde el año 1996. En el caso de Austral, los balances contables no se habían presentado desde el ejercicio 2004.

   "Esta es la forma responsable de administrar una empresa pública, rindiendo cuentas a todos los argentinos que son en definitiva, los dueños de esta compañía", ha afirmado el presidente del Grupo Aerolíneas, Mario Dell'Acqua.

   Acqua ha valorado que estos balances se lograron manteniendo la inversión tanto en 2016 como en 2017 sumando en ambos ejercicios 4.728 millones de pesos (162,31 millones de euros) y sin incrementar el nivel de endeudamiento de la compañía, que pasó del 30% del total de los activos en 2015 al 36% en el ejercicio pasado.

FIN A LA ETAPA DEL "DESPILFARRO".

   El Gobierno de Buenos Aires ha asegurado que la compañía aérea inicia una nueva etapa, dejando atrás el "despilfarro", tras recordar que durante el gobierno anterior se destinaban 700 millones de dólares (598 millones de euros) por año a solventar el déficit del grupo aéreo estatal.

   "Hoy bajamos dramáticamente los subsidios para llegar el año que viene a cero; y es posible gracias a que Aerolíneas crece en cantidad de pasajeros, en conectividad, en calidad de servicio, con mejores precios, con más aviones y fruto del trabajo monumental de un equipo que le pone la cabeza, voluntad y convicción todos los días", ha afirmado el ministro de Transportes, Guillermo Dietrich.