Argentina considera retrasar la reforma del sistema impositivo para cumplir con el FMI

FILE PHOTO: Christine Lagarde, Managing Director of the International Monetary F
REUTERS / POOL NEW - Archivo
Actualizado 14/07/2018 9:18:22 CET

BUENOS AIRES, 14 Jul. (Reuters/EP) -

Argentina podría retrasar la implementación de algunos elementos de la reforma del sistema impositivo aprobada en 2017 para cumplir con sus metas de déficit fiscal como parte del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), de acuerdo con un funcionario del Gobierno y con un documento publicado este viernes por el fondo.

Retrasar algunas partes de la ley, como los recortes a las cargas patronales que pagan empleadores y una deducción al impuesto de transacciones financieras, podría reducir el déficit en un 0,3 por ciento del PIB en el 2019, según aseguró el FMI en un informe fechado el 13 de junio que no había sido publicado.

Un funcionario de Gobierno que ha hablado en condición de anonimato ha asegurado que esos retrasos son posibles esfuerzos para recortar gastos, pero ha afirmado que el presidente argentino, Mauricio Macri, ha descartado la posibilidad de mantener las retenciones a las exportaciones de soja, otra de las opciones que aparecían en el informe del FMI.

"La prioridad nuestra es ir por el lado de la baja del gasto, que aumentó tanto en Argentina en los últimos años", ha señalado el funcionario. "Si vemos que con la reducción de gastos no alcanza para cumplir las metas, entonces se podría ir más lento en la reforma fiscal", ha aseverado.

En el documento, el FMI estimó que la economía argentina crecerá un 1,5 por ciento el año que viene -en línea con el pronóstico oficial más conservador- y que se expandirá alrededor del 3 por ciento en 2020.

En ese informe, el FMI también asegura que Argentina hizo propuestas concretas para alcanzar la reducción del déficit fiscal acordada con el organismo para cerrar un acuerdo stand-by por 50.000 millones de dólares.

"Bajo los lineamientos del programa, la deuda federal (de Argentina) es sostenible, pero no con una alta probabilidad", señala el FMI en el documento, donde añade que a finales de 2018 la deuda soberana alcanzará un pico de 65 por ciento del PIB, para caer al 56 por ciento en 2021.

El jefe de la misión del FMI para Argentina, Roberto Cardarelli, ha asegurado este viernes que después de un primer trimestre sólido, la economía de Argentina tendrá una caída de la actividad en el segundo y el tercer trimestre de este año, pero registrará una "recuperación gradual" en 2019 y 2020.

En un documento enviado por el FMI, Cardarelli señala que la economía de la nación sudamericana sufrirá este año el impacto de una grave sequía que recortó la cosecha doméstica de soja y maíz, dos de sus principales productos de exportación.

"Esperamos que la economía argentina empezará una recuperación gradual en 2019 y 2020, ante una mayor confianza y una caída en los costos de capital y en la inflación, mientras que las exportaciones se recuperarán gracias un crecimiento sólido en sus principales socios comerciales", consideró.