¿Necesita Iberoamérica una mayor integración económica?

 

¿Necesita Iberoamérica una mayor integración económica?

Contador
Integración económica
NOTIMÉRICA
Publicado 17/06/2017 7:19:47CET

   MADRID, 17 Jun. (Notimérica) -

   Iberoamérica necesita una mayor integración económica para mejorar la competitividad en los mercados internacionales y para impulsar el crecimiento económico a largo plazo a través del regionalismo abierto, indica el informe 'Mejores vecinos: Hacia una renovación de la integración económica en América Latina', elaborado por el Banco Mundial.

   La integración regional es una herramienta para promover el crecimiento económico y elevar el nivel de vida de todos los iberoamericanos. Sin embargo, las exportaciones intrarregionales en la producción total de la región, se han mantenido históricamente alrededor del 20 por ciento, en contraste con Asia y Pacífico --donde las exportaciones intrarregionales representan la mitad del comercio total--.

   

   El informe señala que Iberoamerica ha estado buscado la integración regional al menos desde la década de los sesenta, algo que tradujo en un mayor número de acuerdos comerciales y en aranceles más bajos. Antes del 2000, el país iberoamericano promedio tenía acuerdos de comercio preferencial con unos cuatro socios regionales; en 2013, esa cifra había aumentado casi a 10.

   A pesar de las cifras y el panorama alentador de los socios regionales en Iberoamérica, todavía existen problemas fundamentales que han retrasado el proceso de integración entre los países de la región:

MODELO GRAVITACIONAL

   Las diferencias en el tamaño y la distancia entre países juegan un papel importante. En concreto, se espera que las regiones con países de Producto Interior Bruto (PIB) elevado y distancia escasa entre ellos tengan mayores flujos comerciales como porcentaje del comercio total que las demás regiones.

   Bajo este modelo, Europa además de ser una de las regiones más integradas en términos de flujos comerciales, también es una de las regiones con un PIB promedio mayor y con la menor distancia promedio entre los países que componen la región. Por contra, África Subsahariana es la región con el segundo nivel de integración más bajo: tiene el PIB promedio más bajo y es la segunda distancia promedio más alta entre los pares de países de la región.

ARANCELES

El país promedio en Iberoamérica aplica hoy un arancel del 8 por ciento a sus socios comerciales, muy por debajo al arancel del 12 por ciento que aplicaba a mediados de los 90. Pero aun así los exportadores de la región siguen enfrentando costos de comercio que son el doble de los de países de Asia y el Pacífico.

STOCKS DE CONOCIMIENTO

   Los países de la región no tienen tantas conexiones comerciales como otros países del mundo e invierten poco en investigación y desarrollo, lo cual limita los beneficios para una integración regional abierta. Un país tiene margen para el aprendizaje cuando sus socios cercanos son polos de conocimiento y tienen lazos fuertes comerciales fuertes con ellos.

COSTOS ELEVADOS

   El déficit en infraestructura en Iberoamérica representa un reto para las empresas y la competitividad en la región. El coste de la logística está entre los más altos del mundo. También es importante una regulación en los precios de electricidad, ya que esto incentivaría un comercio regional abierto más confiable.

   Hoy en día la hidroelectricidad contribuye con la mitad de la electricidad generada en la región, por lo que representa una fuente importante de energía a la hora de depender menos del precio de los 'commodities' en el mercado internacional para proveer el servicio energético.

FLUJOS COMERCIALES

   América del Sur tiene los niveles más altos de integración (20-25 por ciento de los flujos comerciales totales) y Centroamérica y México en cambio tienen los niveles más bajos (por debajo del 10 por ciento). En este sentido, una mayor integración entre países pequeños, como los de las islas del Caribe, les daría oportunidades que hoy no tienen para entrar a economías más grandes y ser más competitivos.

TRANSPORTE MARÍTIMO

   Los países de Iberoamérica tienen acceso al transporte a través de líneas secundarias, lo que les sitúa en una posición de desventaja. En 2013, las economías exportadoras de Asia Oriental ocuparon los cinco primeros puestos del 'Índice de Conectividad Marítima'. Los países de ingreso alto, como Bélgica, Alemania, Japón, Países Bajos, Reino Unido y Estados Unidos, ocuparon la mayoría del resto de los 15 puestos más altos. Dentro de Iberoamérica solo Panamá consiguió el puesto 25, entre los 30 primeros países.

   No es suficiente con que cada país reduzca sus aranceles. El potencial de crecimiento de una integración más profunda dependerá de que el esfuerzo vaya más allá y abarque medidas conjuntas que requerirán creatividad, visión a largo plazo y coordinación entre países.

   

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies