Kuczynski retoma la agenda pública y trata de reparar su imagen

Contador
Kuczynski
TWITTER
Actualizado 12/01/2018 11:22:56 CET

   LIMA, 12 ene (Reuters/Notimérica) -

   El presidente Pedro Pablo Kuczynski retomó el jueves su agenda pública inaugurando obras de infraestructura y viviendas en un viaje al norte de Perú, en un intento por reparar su imagen tras las fuertes críticas que recibió por su polémica decisión de indultar al exmandatario Alberto Fujimori.

   Kuczynski entregó en la región de Piura vías reconstruidas y casas a los damnificados por las fuertes inundaciones que arrasaron la costa norte del país a inicios del año pasado, al dejar atrás una crisis en la que evitó su destitución en un Congreso controlado por la oposición.

   "Como ustedes saben el último mes ha sido durísimo, pero nos hemos defendido porque somos persistentes", dijo el mandatario de centroderecha, tras entregar las obras. "Queremos trabajar, y yo le pido a la clase política que nos deje trabajar", añadió.

   La reconstrucción por las inundaciones derivadas del fenómeno de El Niño en 2017 costará a Perú casi 8.000 millones de dólares, cerca de un 4 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB), según cifras del Gobierno. Las obras están atrasadas y la actividad del jueves se suma a numerosos proyectos aún pendientes.

   El mandatario realizó esta semana el mayor ajuste de su gabinete, buscando un acercamiento con los partidos de oposición luego de la conmoción que produjo el perdón a Fujimori, que purgaba prisión por abusos a los derechos humanos.

   En otra acción por resolver posibles conflictos internos y pasar la página del indulto, Kuczynski había anunciado horas antes un acuerdo con productores de papa que iniciaron una paro en el sur para reclamar por el desplome en el precio del tubérculo.

   "Lo que está ocurriendo es que el presidente aparece más haciendo cosas", dijo a Reuters Fernando Tuesta, analista político y profesor de la Universidad Católica de Perú. "Ciertamente, de cara a la opinión pública ejecutar obras tiene un rédito positivo, pero en términos de legitimidad, de imagen y reputación, eso no está dado", sostuvo.

   El perdón a Fujimori, que gobernó una década con mano dura, sigue siendo una fuente de discordia para la clase política y ha dado origen a protestas contra Kuczynski por la forma en que se resolvió la decisión presidencial.

   El jueves, grupos de activistas, organizaciones de derechos humanos y familiares de víctimas durante el Gobierno de Fujimori salieron otra vez a las calles de Lima y de otras ciudades peruanas a protestar contra la libertad del expresidente, que ahora reside en una zona exclusiva de la capital.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies