El nuevo ministro de Seguridad Pública cesa al jefe de la Policía por una polémica entrevista sobre Temer

Michel Temer
PRESIDENCIA DE BRASIL
Actualizado 28/02/2018 8:26:10 CET

   BRASILIA, 27 Feb. (EUROPA PRESS) 

   El ministro del recién creado Ministerio de Seguridad Pública, Raul Jungmann, ha cesado este martes al jefe de la Policía Federal, Fernando Segovia, a raíz de la polémica suscitada por una entrevista en la que auguró que las investigaciones por corrupción contra el presidente brasileño, Michel Temer, serían archivadas.

   En su primer día en el cargo, Jungmann ha destituido a Segovia y ha anunciado su reemplazo por Rogerio Galloro, hasta ahora secretario nacional de seguridad pública, según ha informado la Agencia Brasil.

   La principal causa de su despido es una entrevista concedida a Reuters en la que dijo que "es posible concluir que no ha habido ningún delito" por parte de Temer y sugirió que Cleyber Malta Lopes, uno de los investigadores, podría ser "reprendido" y "hasta suspendido" por acusar al jefe de Estado.

   Este mismo martes la procuradora general, Raquel Dodge, había solicitado al magistrado del Tribunal Supremo Federal, Luis Roberto Barroso, una medida cautelar para que Segovia se abstuviese de realizar "cualquier acto de injerencia sobre el proceso penal en curso".

   Segovia ha tenido que pedir perdón y asegurar a Barroso que "no pretendía interferir, anticipar conclusiones o inducir al archivo" de la causa contra Temer y se ha justificado diciendo que sus comentarios fueron "malinterpretados" por la agencia de noticias.

   Temer, por su parte, ha aclarado este martes que el nuevo Ministerio de Seguridad Pública no afectará en modo alguno a la 'Operación Lava Jato', en la que se investiga una red de cobro de sobornos a empresarios a cambio de la adjudicación de contratos de la petrolera estatal Petrobras y que ha salpicado al presidente y a su Gobierno.

   Este Ministerio tiene el cometido de frenar la ola de violencia que se desató en Río de Janeiro durante el pasado Carnaval y que ha llevado al Gobierno federal a asumir, por primera vez en décadas, las competencias de seguridad de este estado.