Las acciones de las empresas argentinas que cotizan en Wall Street se desploman

Publicado 22/04/2019 12:03:01CET
TWITTER

   BUENOS AIRES, 22 Abr. (Notimérica) -

   El lanzamiento del paquete de medidas para combatir la inflación y la crisis económica argentina del Gobierno del presidente Mauricio Macri no ha tenido una eficiencia inmediata y es que, un día después de ser anunciadas, las acciones argentinas que cotizan en la bolsa de Wall Street han sufrido una caída histórica.

   El congelamiento de los precios de los productos de primera necesidad es, según expertos en esta materia, uno de los motivos por lo que las acciones argentinas han perdido un valor de hasta el 8,4 por ciento en las bolsas de Nueva York mediante los certificados 'American Depositary Receipt' (ADR, por sus siglas en inglés).

   Durante la misma jornada, no solo el riesgo del país ha crecido un 2,3 por ciento, sino que el país llegó a los 854 puntos básicos --medida que cuantifica los movimientos del tipo de interés y de los bonos del Estado--, la cifra más elevada registrada desde 2014 bajo el mandato de Cristina Fernández de Kirchner.

   Los bancos Grupo Galicia, BBVA Francés, Banco Superville y Banco Macro han sido los más afectados por las contundentes caídas de entre el 8,4 por ciento y el 7 por ciento.

   Por otra parte, los títulos del sector energético también han sufrido un desplome de entre el 8 y el 3 por ciento motivado por el compromiso de no aumentar durante este 2019 las tarifas de electricidad que dependen del Estado y por el descuento del 22 por ciento en el precio del gas durante los meses de invierno, "que los usuarios pagarán en las facturas de los meses de verano, los de menos consumo", de acuerdo con el Gobierno en nota de prensa.

   Asimismo, cabe destacar que estas medidas gubernamentales que proponen también la congelación de los precios de las tarifas públicas, así como la facilitación de créditos o los descuentos en fármacos para las personas receptoras de subsidios, entre otras, fueron planteadas un día después de que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) diera a conocer que la inflación durante el mes de marzo se ha incrementado un 4,7 por ciento respecto a febrero, la cifra más alta desde octubre.

Estas medidas paliativas, en palabras del presidente argentino, quien hasta ahora no había defendido iniciativas como la congelación de precios, llegan en un momento en el que el índice de consumo roza niveles bajísimos como los registrados en 2002 y a escasos meses de las elecciones presidenciales del país, que se celebrarán el próximo mes de octubre.

Para leer más