Publicado 05/02/2015 19:36CET

Acciones europeas cierran planas lastradas por bolsa griega

Por Sudip Kar-Gupta y Blaise Robinson

LONDRES/PARÍS, 5 feb, 5 Feb. (Reuters/EP) -

- Las acciones europeas terminaron estables el jueves, lastradas por la caída de la bolsa griega luego de que el Banco Central Europeo canceló abruptamente la aceptación de bonos griegos a cambio de financiamiento.

* Las acciones de los bancos griegos fueron las principales caídas de la jornada. El índice que agrupa a esos papeles se derrumbó un 10 por ciento, arrastrando al referencial ATG de la bolsa de Atenas, que perdió un 3,37 por ciento.

* Las acciones de National Bank of Greece cayeron un 12,3 por ciento y las de Bank of Piraeus se hundieron un 15 por ciento. Las acciones griegas recuperaron algo de terreno después de que el BCE permitió al banco central griego ofrecer a los bancos locales un financiamiento de emergencia de hasta 60.000 millones de euros.

* "Pese a las ilusiones en Atenas, el BCE ha decidido usar su veto. Ahora depende del Gobierno griego, y las soluciones deben encontrarse muy rápido", dijo el analista bursátil de Mirabaud Securities John Plassard.

* Bank of Piraeus y National Bank of Greece fueron los peores valores del índice FTSEurofirst 300 de las principales acciones europeas, que cerró plano en 1.487,81 puntos. El índice Euro STOXX 50 de los principales valores de la zona euro cayó un 0,2 por ciento.

* Las acciones del desarrollador de software Dassault Systemes subieron un 8 por ciento y terminaron con el mejor desempeño dentro del FTSEurofirst, después de que la compañía pronosticó más crecimiento para este año.

* El referencial de la bolsa suiza SMI perdió un 0,7 por ciento, luego de que el Gobierno suizo advirtió que la apreciación del franco suizo podría dañar a la economía local.

* Algunos operadores dijeron que cualquier daño a las acciones europeas eran contrarrestadas por la decisión del BCE de comenzar a comprar bonos soberanos para inyectar dinero en la golpeada economía de la zona euro.

* El programa de alivio cuantitativo del BCE ha debilitado al euro, abaratando las exportaciones de la zona euro y encareciendo los productos de la competencia exterior. También hace que las acciones de la zona euro sean más baratas para los inversores estadounidenses.