Publicado 10/06/2020 14:39CET

Alberto Fernández asegura que la expropiación de Vicentin es un rescate y no tiene un "sesgo arbitrario"

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, con mascarilla y pantalla
El presidente de Argentina, Alberto Fernández, con mascarilla y pantalla - Esteban Collazo/Presidencia Arge / DPA - Archivo

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, ha asegurado este miércoles que la reciente expropiación de la agroexportadora Vicentin consiste en el rescate de una empresa "que había entrado en un colapso financiero" y no implica un "sesgo arbitrario" por parte del Ejecutivo.

"Esto no debería ser motivo de pelea. Estamos rescatando una empresa de la quiebra. Intentan mostrarlo como un sesgo arbitrario", ha subrayado Fernández, quien añade que se trata de una situación de "extrema gravedad".

"Se trata de una situación de extrema gravedad y lo están tratando como un hecho caprichoso de un presidente. No me estoy quedando con la empresa de nadie, sigo creyendo en el capital privado", ha resaltado Fernández en declaraciones al medio argentino 'Radio 10'.

En esta línea, Fernández ha explicado que la empresa se encontraba en una situación con muchas dificultades para seguir operando, ya que los productores agrícolas no le daban granos para exportar y acumulaba deudas enormes.

"Nos preocupa que (Vicentin) quiebre y la situación sea peor, ese es el sentido de la intervención", agrega el mandatario, quien también aclara que este es un caso excepcional en una situación en la que la economía argentina "está dada la vuelta". "Estoy rescatando a una empresa, esa es la palabra. Rescatando", apostilla.

Además, Fernández ha puntualizado que el rescate también se debe a que la comercialización de granos en Argentina es muy importante para la economía del país y es un sector que está "completamente extranjerizado", con un alto número de empresas extranjeras operando en el sector. "Estamos preservando a una empresa muy importante de la comercialización de granos, ese mercado está extranjerizado en un 70%", señala.

Por otro lado, el mandatario ha afirmado que en el día de ayer tuvo conversaciones con uno de los dueños de Vicentin, Sergio Nardelli, a quien le comunicó que el objetivo de la expropiación es preservar la empresa en manos argentinas. Por último, Fernández ha negado que mantuviera una charla con el expresidente Mauricio Macri sobre el asunto.

En el día de ayer, la compañía reclamó su legitimidad para proteger sus derechos y los de sus accionistas y ha defendido que se encuentra "ajustada al marco legal vigente" y dentro de un concurso preventivo de acreedores. Además, la empresa indicó que no tuvo conocimiento de dicha intervención hasta que no se emitió por los medios de comunicación, por lo que estaban analizando "la profundidad de las medidas anunciadas".