Actualizado 06/10/2014 13:15 CET

América Latina, la única región del mundo que pierde millonarios en 2013

Grandes fortunas
Foto: GASTON DE CARDENAS / REUTERS

MADRID, 19 Sep. (Notimérica/EP) -

   El número de personas con grandes patrimonios ha crecido un 6,3 por ciento interanual en 2013, hasta llegar a los 199.235 individuos, con una riqueza colectiva que equivale al 40 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) mundial, aunque no es el caso de América Latina, la única región del mundo con cifras negativas en grandes fortunas, reduciendo su número en un 4,1 por ciento con respecto al año anterior.

   En el resto de regiones, la riqueza colectiva de estas grandes fortunas ha aumentado un 7,7 por ciento, alcanzado los 27.770.000 millones de dólares en 2013, en una lista que sólo se puede engrosar cuando se cuenta con un patrimonio por encima de los 30 millones de dólares, según un informe de Wealth-X y USB.

   En América Latina, a pesar de haber decrecido el número de millonarios en el último año, las grandes fortunas siguen teniendo, en total, unos 500.000 millones de dólares y la región es hogar de uno de los hombres más ricos del mundo, Carlos Slim, con un 15 por ciento de la riqueza de la zona. De estas grandes fortunas, un 85 por ciento son hombres, frente a sólo un 15 por ciento de mujeres.

   Sao Paulo está en el número 11 de los países del mundo con más población millonaria, en una lista que encabeza Nueva York. De hecho, sólo en Brasil se acumula más de la mitad de la riqueza total en América Latina. Pero, ¿dónde y cómo guardan estas grandes fortunas su patrimonio?

LAS FORTALEZAS DEL LUJO

   Las grandes fortunas del mundo tienen un patrimonio que excede, con mucho, al dinero metálico y a los tradicionales bancos. La tendencia creciente a que pocas manos acumulen grandes masas de dinero y bienes ha permitido que proliferen los puertos francos.

   "Nos confían mucho más que diamantes, metales preciosos y billetes de banco. Nuestra clientela, cada vez mayor, también pone su inestimable fe en nosotros con un creciente almacenaje de lingotes, relojes prémium y un amplio rango de preciadas posesiones", como explica la empresa de logística de bienes de lujo Malca-Amit, radicada en el puerto franco del Aeropuerto Changi de Singapur.

   El Puerto Franco de Singapur ofrece, desde su apertura en 2010, una suspensión legal de impuestos directos y derechos de aduanas para los bienes almacenados. Este edificio futurista conserva el arte en condiciones ideales de 20 grados centígrados y, en caso de incendio, un sistema de inyección de gas evitaría que se dañasen las obras, según ha publicado la revista 'Forbes'.

   Además, los puertos francos son piezas clave del mercado internacional del arte porque agilizan la venta y circulación de las obras, eliminando trabas fiscales y aduaneras. Estas fortalezas del lujo han convertido los terremotos financieros globales en su mejor baza. Las personas de alto patrimonio aumentarán un 22 por ciento hasta 2018, y ¿qué harán con todo ese dinero?.

   "Pues comprar obras de arte, vinos añejos, diamantes de colores y coches de colección. Y cuando los tengan, necesitarán un lugar donde guardarlos. Todo apunta a que a los puertos francos les irá muy, pero que muy bien", según ha explicado el presidente de la 'Art Fund Association' de Nueva York, Enrique Liberman.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Tres mexicanos entre los grandes coleccionistas de arte del mundo