Actualizado 17/12/2013 21:44 CET

(AMP) Cumbre Ib.- El IX Encuentro Empresarial Iberoamericano acuerda crear un observatorio y una comisión Estado-Empresa

Encuentro empresarial iberoamericano
PRESIDENCIA.GOB.PA

CIUDAD DE PANAMÁ, 18 Oct. (de la enviada especial de EUROPA PRESS, Anabel Blanco) -

El IX Encuentro Empresarial Iberoamericano, celebrado este viernes en la ciudad de Panamá, ha acordado constituir un observatorio que aporte recomendaciones de política pública, así como la creación de una comisión de trabajo Estado-Empresa, con el objetivo de aportar al desarrollo iberoamericano desde la perspectiva empresarial.

Al cierre del Foro, en el que intervino el Príncipe de Asturias, quien destacó el papel que los empresarios juegan en la integración Iberoamericana, el presidente de CEAL internacional, Samuel Urrutia Cantoral, entregó al secretario general Iberoamericano, Enrique Iglesias, las conclusiones del Encuentro.

"Lo que buscamos con la creación de este observatorio y esta comisión de trabajo estado-empresa es continuar trabajando en pro de la educación, la innovación y el impulso al emprendimiento", dijo Urrutia en el discurso con que se cerró el Foro.

El presidente de Ceal (Consejo Empresarial de América Latina) añadió que "es fundamental" propiciar el crecimiento de las "multilatinas", abordando temas centrales y los marcos regulatorios.

Más de 300 invitados y 18 CEOs participaron activamente de este encuentro cuyas conclusiones y recomendaciones serán entregadas a los presidentes y jefes de Estado que este viernes inician su cumbre en Panamá.

En el almuerzo de clausura se entregó un reconocimiento especial a Enrique Iglesias por su contribución durante la presidencia del SEGIB, que promueve el Encuentro Empresarial Iberoamericano.

"ENORMES RETOS"

El documento destaca que mientras el resto del mundo se enfrenta a situaciones económicas difíciles, América Latina muestra importantes cifras de crecimiento. Sin embargo advierte de que existen "enormes retos" en materia de desarrollo, ante la coexistencia de altos niveles de crecimiento en una de las regiones "más desiguales del mundo".

Por ello, el sector privado ha debatido ampliamente sobre su compromiso de ser aliados de la promoción de la institucionalidad democrática y la vigencia del estado de derecho; invertir en investigación y desarrollo; promover la vinculación entre la educación y las empresas; e impulsar la vigencia del espacio de encuentro que proveen las cumbres iberoamericanas.

Igualmente, exhortan a los gobiernos a seguir trabajando en asegurar la estabilidad y la "prudencia" macroeconómica como elemento central de desarrollo; apoyar la consolidación de la iniciativa de crear un Sistenta Iberoamericano de Arbitraje Comercial; o fortalecer los tratados de libre comercio.

También piden movilizar apoyos a la constitución de empresas multi-iberoamericanas, promoviendo el acceso al financiamiento; mejorar la infraestructura de transporte; y seguir trabajando para mejorar la seguridad ciudadana dado el alto índice de criminalidad que se observa en algunos países de la región.