Publicado 20/07/2020 14:35CET

Analistas ven positiva para Telefónica su oferta conjunta con TIM y Claro por activos móviles de Oi en Brasil

Sede de Telefónica Brasil
Sede de Telefónica Brasil - TELEFÓNICA BRASIL - Archivo

Morgan Stanley y Sabadell creen que la consolidación del sector beneficiaría a los tres operadores oferentes

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los analistas consideran "muy positivo" para Telefónica el acuerdo alcanzado junto a sus rivales Telecom Italia (TIM) y América Móvil (Claro) para presentar una oferta vinculante para la adquisición del negocio móvil del grupo Oi, valorada en al menos 15.000 millones de reales (unos 2.540 millones de euros).

Así, creen que esta oferta conjunta, de la que ha trascendido ni el importe económico ni el reparto del activo entre las compañías, llevará a un consolidación del mercado brasileño de la telefonía móvil que beneficiará a las tres operadoras.

En concreto, Banco Sabadell valora de forma "muy positiva" el hecho de que la oferta sea conjunta con TIM y Claro, puesto que desde su punto de vista reduce la posibilidad de que aparezcan ofertas competitivas superiores, ya que cualquier otro agente generaría menos sinergias. Además, tampoco creen que las restricciones de competencia sean elevadas.

Asimismo, los analistas de la firma también destacan esta operación como "uno de los principales catalizadores" para Telefónica puesto que la consolidación del mercado brasileño traería consigo una disminución de la competencia y una relajación de las inversiones (frecuencias, etc.).

En esta línea, desde Morgan Stanley también creen que este acuerdo entre los tres operadores para adquirir los activos móviles de Oi refuerza su visión "positiva" sobre la filial brasileña de Telefónica, ya que conllevará una consolidación del sector en el país.

En este sentido, la firma apunta que los clientes de compañías distintas a los tres principales operadores (Vivo, TIM y Claro) son en su mayoría de prepago, con un bajo ingreso medio por usuario (ARPU, por sus siglas en inglés) y un elevado 'churn' (tasa de cambio de compañía).

Por este motivo, considera que más que un único operador capture todos los beneficios de esta operación, la consolidación en el mercado móvil brasileño será un "viento a favor" para todo el sector, gracias a un mejor uso del espectro, una competencia racional y una mayor cobertura 4G.

En este sentido, también resalta que el hecho de que América Móvil se haya unido a Telefónica y Telecom Italia a la hora de realizar una oferta por los activos de Oi anticipa, en su opinión, una consolidación "ordenada y coordinada" con menores trabas regulatorias.

Por otro lado, Morgan Stanley también cree que esta operación tendrá "beneficios específicos" para Telefónica Brasil, ya que, además de las sinergias operativas por los acuerdos de compartición de redes, también llevará a una mejora de los flujos de caja gracias a una mayor conectividad premium, que llevaría a una mejor monetización de la red.

Además, permitiría implementar una reforma en la empresa que liberaría hasta un 5-10% del gasto de capital (capex) en voz o servicios legados como el ADSL, que se podrían destinar a la banda ancha. Además, los acuerdos de compartición de redes podrían reducir tanto el capex como el opex (gastos operativos).

Por último, los analistas de Morgan Stanley destaca que Telefónica Brasil es una compañía con rendimiento de dividendos de alrededor del 7,5% y con un negocio muy defensivo, "un aspecto clave en medio de un ciclo macro todavía débil en Brasil y tasas de interés en mínimos históricos".

OPERACIÓN DE VENTA

Oi, la cuarta operadora de telefonía móvil de Brasil, anunció el pasado mes de junio que, en el marco de su proceso de reestructuración, iba a llevar a cabo la segregación de sus activos, pasivos y derechos de recuperación de las entidades asociadas en cuatro Unidades de Producción Aisladas (UPI, por sus siglas en inglés).

En el caso de la unidad de activos móviles, Oi detalló su intención de vender el 100% de la compañía mediante un proceso de subasta, que está previsto tenga lugar en el cuarto trimestre de 2020, con un precio mínimo de 15.000 millones de reales (unos 2.540 millones de euros), que deberá ser abonado en efectivo.

A través de este proceso, la unidad se adjudicará a la oferta más elevada presentada, aunque existe la opción de aceptar la segunda más alta si el precio no es más de un 5% inferior al de la primera y se considera que da mayores garantías legales, dado el necesario visto bueno de los reguladores.

Telefónica, TIM y Claro presentaron el pasado sábado su oferta vinculante al grupo Oi para su consideración, tras el análisis de los datos y de la información puestos a disposición con respecto a la empresa a adquirir, destacando que la misma está sujeta a determinadas condiciones.

En concreto, se refieren especialmente a la selección de los licitadores como 'stalking horse' (primer licitador), lo que les permitirá garantizar el derecho a igualar la mejor oferta presentada en el proceso competitivo de venta del negocio móvil del Grupo Oi.