Publicado 04/05/2020 15:33:53 +02:00CET

Argentina.- Bonistas argentinos reiteran que no pueden apoyar la oferta de deuda por "pérdidas desproporcionadas"

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, con mascarilla y pantalla
El presidente de Argentina, Alberto Fernández, con mascarilla y pantalla - Esteban Collazo/Presidencia Arge / DPA

MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) -

Grandes grupos de bonistas argentinos han reiterado este lunes que no pueden apoyar la ofertar de reestructuración de deuda presentada por el Ejecutivo de Alberto Fernández, presentada el pasado 17 de abril, debido a las "pérdidas desproporcionadas" que esta supondría.

En un comunicado conjunto, los acreedores 'Ad Hoc Bondholder Group', 'Argentina Creditor Committee' y 'Ad Hoc Group of Argentina Exchange Bondholders' han vuelto a rechazar públicamente los términos comerciales de reestructuración de deuda propuestos por Argentina.

"Cada uno de los grupos de acreedores y las instituciones que representan, junto con otros inversores, desean reiterar y dejar claro que no pueden apoyar la reciente oferta de reestructuración de deuda presentada por Argentina, porque, entre otras razones, consideran que los términos requieren que los tenedores de bonos argentinos sufran pérdidas desproporcionadas que no están justificadas ni son necesarias", han apuntado.

Asimismo, los bonistas aseguran que están dispuestos a comprometerse de manera constructiva con Argentina, una vez que su gobierno esté listo para hacerlo, con el objetivo común de encontrar una solución "viable" para los desafíos económicos actuales del país.

Entre estos grupos de acreedores se encuentran grandes fondos de inversión internacionales como Blackrock, T Rowe Price, Amundi, Fidelity o Ashmore.

En contraposición, el pasado 29 de abril, un grupo de bonistas apoyaron la oferta de deuda aludiendo que es "fundamental para el futuro inmediato" del país que este proceso concluya "de manera exitosa".

El Gobierno argentino presentó una oferta de reestructuración por un canje de 66.238 millones de dólares (60.964 millones de euros) y una quita del 62% de la misma moneda en intereses y de 3.600 millones de dólares (3.313 millones de euros) de capital.

El ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, ha reiterado en varias ocasiones que la oferta del país no se puede mejorar. "Hay mucha tensión y frustración porque los bonistas apostaron por la Argentina y la economía no anduvo bien y fue un colapso económico. Es normal que haya tensiones y cada uno defiende sus intereses", aseguró Guzmán.

El próximo viernes 8 de mayo es la fecha límite para la negociación de la deuda con los bonistas.

Contador