Actualizado 20/04/2012 16:53:30 +00:00 CET

Argentina/Brasil.- La brasileña Petrobras no ve en la expropiación de YPF una amenaza para sus intereses en Argentina

BRASILIA, 20 Abr. (Reuters/EP) -

La estatal Petrobras cree que la expropiación de YPF, controlada por la española Repsol, por parte del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner no representa una amenaza para sus intereses en Argentina, donde en un futuro no muy lejano podrían aumentar sus inversiones, ha anunciado el ministro brasileño de Energía, Edison Lobao.

Las relaciones entre Petrobras y el Gobierno de Fernández de Kirchner son "totalmente normales", ha aseverado Loboa en declaraciones a la prensa, al destacar que no tienen nada que temer tras la expropiación anunciada esta semana del 51 por ciento de la petrolera YPF.

Los comentarios de Lobao llegan un día antes de que la presidenta ejecutiva de Petrobras, Maria das Gracas, se reúna con representantes del Gobierno argentino para discutir la suspensión de las concesiones que tenía la estatal brasileña en la provincia argentina de Neuquén por falta de inversiones para elevar la producción.

Interrogado sobre un posible aumento de las inversiones de la petrolera brasileña en Argentina, Lobao ha dicho: "Eso es posible", aunque sin precisar más detalles de los acuerdos que estarían negociando las partes para mejorar sus relaciones.

Las negociaciones sobre la revocación de la licencia de Petrobras ocurren contra el telón de fondo de la expropiación del control de YPF, que alarmó a inversores y gobiernos. Sin embargo, Lobao ha aclarado que Brasil no pedirá garantías jurídicas para las empresas brasileñas que actúan en Argentina.

"No vamos a pedirlas por el simple hecho de que no estamos visualizando ningún problema con Argentina", ha insistido. "Creemos que nuestras relaciones, sobre todo de Petrobras con Argentina, gozan de plena normalidad", ha aseverado.

Petrobras tiene participación en 19 proyectos de producción petrolera en Argentina y en 14 áreas de exploración. Allí, la estatal brasileña es tanto productor de crudo como distribuidor de gasolina y otros productos refinados. Sus operaciones en Argentina comenzaron en 1993 y el año pasado produjo un equivalente a 102.000 barriles de petróleo.

Petrobras tiene operaciones de refinación de petróleo y gas en Argentina, donde además opera una central hidroeléctrica de 285 megavatios y tiene participación en un oleoducto de 1.700 kilómetros de extensión.