Argentina.- Camioneros argentinos bloquean el acceso a plantas petroleras, incluidas las de Repsol YPF

Actualizado 27/11/2006 18:19:49 CET

BUENOS AIRES, 27 Nov. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

Militantes del poderoso sindicato de camioneros mantenían bloqueadas hoy varias plantas de distribución de compañías petroleras en demanda de mejoras salariales, según informó Pablo Moyano, uno de los principales dirigentes del gremio.

La medida de fuerza que comenzó hoy y continuará por tiempo indeterminado, impedía el acceso a plantas distribuidoras de las empresas Shell, Petrobras, Repsol-YPF y Atanor en las localidades de Dock Sud, Campana, La Plata, Junín, Bahía Blanca, Mar del Plata y San Miguel del Monte.

Pablo Moyano, hijo del titular de la Confederación General del Trabajo (CGT), Hugo Moyano, explicó al diario 'La Nacion' que la medida es para reclamar un pago adicional de 400 pesos (casi 100 euros) a los empleados que transporten químicos, lubricantes, gas, aceites y fertilizantes y que realizan tareas adicionales.

El dirigente sindical explicó que ese incremento fue acordado en noviembre del año pasado pero explicó que hasta ahora sólo lo están percibiendo los camioneros que transportan combustibles. "Hay más de 3.000 trabajadores que hacen tareas adicionales como descargar y lavar los camiones y que no están recibiendo esta suma ya acordada. Vamos a seguir con el paro hasta lograr que se les pague los que les corresponde", aseguró Moyano.

El sindicato de los camioneros cobró protagonismo durante el traslado de los restos del ex presidente Juan Domingo Perón a un mausoleo situado en la ciudad de San Vicente, el 17 de octubre pasado. Ese día, sindicalistas del gremio de camioneros se enfrentaron a golpes y tiros con militantes del gremio de la construcción para tener mejores ubicaciones durante el acto.

Un asistente de Pablo Moyano fue detenido acusado de haber disparado varias veces con una pistola contra obreros de la construcción. El acto por el traslado de los restos de Perón terminó en medio de desórdenes y desmanes.