Actualizado 20/10/2016 17:09 CET

Las economías de Brasil y Ecuador muestran leves mejoras en el último mes

   MADRID, 15 Oct. (Notimérica) -

   El crecimiento de la región iberoamericana ha permanecido sin cambios durante el último mes de septiembre, en una tónica que podría mantenerse durante la totalidad del último cuatrimestre del año. Según los analistas, la estabilización será la tendencia durante este octubre, un dato que refleja que las condiciones economías de Brasil y Ecuador muestran leves mejoras con respecto a los datos recogidos en el mes anterior.

   Tal y como señalan los economistas que han participado en el informe 'Latin Focus Consensus Forecast', elaborado por la compañía de análisis económico FocusEconomics, el crecimiento económico regional caería en un 0,5 por ciento este año y las previsiones con respecto al próximo año 2017 continuarán decepcionando.

   En cuanto al Producto Interior Bruto (PIB) --un término que hace referencia al valor monetario de la producción de bienes y servicios de demanda final de un país-- cabe destacar que los analistas señalan una reducción en la predicción de crecimiento de un 0,1 por ciento, disminuyendo el crecimiento total al 1,9 por ciento durante el año 2017.

   Las previsiones de crecimiento se quedarán por tanto reducidas en el caso de Argentina y Colombia, mientras que en países como Brasil, Chile y México no experimentarán grandes cambios. En lo referente a Ecuador, Paraguay y Perú, los economistas señalan leves subidas en sus previsiones.

   En rasgos generales, la debilidad experimentada durante el primer semestre de 2016 se mantendrá también durante el segundo, después de que la región entrara en recesión en el último cuatrimestre de 2015, cuando el PIB se contrajo en un 1,2 por ciento en el primer cuarto del año y en más de un uno por ciento en el segundo.

   Las turbulencias económicas han persistido en Argentina, Brasil y Ecuador, con importantes contracciones del PIB, por lo que la nube gris que cubre a la región no parece que se vaya a disipar en los próximos meses.

ARGENTINA

   Según destacan los analistas de Focus Economics, la nación austral experimentó una fuerte recesión en el segundo cuatrimestre del año, cuando el PIB se contrajo en un 3,4 por ciento y se produjo una desaceleración generalizada en el consumo privado, por un empeoramiento del mercado de trabajo.

   El país, que acaba de presentar el boceto de presupuesto de 2017 ante el Congreso, podría ver todavía más debilitada su economía si se produce una reducción significante en su déficit fiscal, una situación que describe cuando los gastos realizados por el Estado superan a los ingresos no financieros.

   La lentitud de la economía a la hora de adaptarse a las políticas gubernamentales, la recesión en Brasil y el descontento público son algunas de las claves que marcarán el final de este año para Argentina a nivel económico.

BRASIL

   Brasil, por su parte, ha registrado la caída más baja de su PIB en todo el año, por lo que sus indicadores de confianza han presentado ciertas mejoras, tanto a nivel empresarial como a nivel de los consumidores.

   No obstante, las finanzas del Gobierno continúan siendo una fuente de preocupación, aunque el ruido político producido por el 'impechment' --juicio político-- contra la anterior presidenta Dilma Rousseff parece haberse reducido.

   El actual mandatario, Michel Temer, anunció un plan de privatización el pasado septiembre, así como una polémica reforma constitucional, que pretende establecer un tope en el techo de gasto del país carioca.

   En cualquier caso, la economía brasileña se mantendrá en una fuerte recesión durante este año, ante la aplicación de fuertes medidas de austeridad, complicadas situaciones de crédito y una alta tasa de desempleo.

COLOMBIA

   La actualidad política también ha marcado la economía colombiana, después de que los ciudadanos votaran de forma negativa el plebiscito que pretendía refrendar el acuerdo con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), minando también las posibilidades de aprobar la tan esperada reforma fiscal que necesita el país en el Congreso.

   Los analistas colombianos esperan un crecimiento en la economía nacional del 2,1 por ciento, un 0,1 por ciento por debajo de las previsiones del mes pasado. Para el 2017, los economistas prevén un crecimiento económico del 2,7 por ciento.

MÉXICO

   Tal y como indica el informe 'Latin Focus Consensus Forecast', la economía mexicana tuvo una importante dependencia con respecto al consumo privado en la primera mitad de este año, lo que sugiere que cualquier modificación en el mercado local --como un aumento en la inflación o una bajada en el precio del peso-- podría debilitar la salud económica del país.

   En el caso de México, no es la política local lo que despierta las alarmas a nivel económico, sino la externa, con la amenaza de que el candidato por el Partido Republicano en Estados Unidos, Donald Trump, pueda hacerse con el control de la Casa Blanca en las elecciones del próximo noviembre.

   Sin embargo, el riesgo de un proceso de recesión en el país es bajo, por lo que las previsiones conceden a México una expansión de cerca del 2,1 por ciento este año, una cifra que se mantiene sin cambios con respecto al mes anterior. En lo referente a 2017, el país tiene unas previsiones de crecimiento del 2,4 por ciento.