Actualizado 23/07/2007 17:33 CET

Argentina.- Empresas gallegas en Argentina reciben garantías de que el Gobierno del país asumirá los daños de la huelga

Las factorías afectadas inician la evaluación de daños, aunque avanzan "importantes" pérdidas por la paralización de la actividad

VIGO, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las cuatro empresas gallegas ubicadas en Argentina que sufrieron daños a consecuencia de la radicalización del conflicto laboral en Puerto Deseado recibieron garantías del Gobierno de ese país de que "se resarcirán las pérdidas generadas por la huelga", según confirmó el gerente adjunto de la Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI), José Antonio Suárez Llanos.

Entre 7 y 9 empresas del sector pesquero resultaron afectadas por los disturbios del pasado fin de semana, en el que se incendiaron las cámaras frigoríficas de algunas de ellas. Entre las perjudicadas hay cuatro gallegas, tres asociadas a ARVI, que son Santa Cruz, Pescargen y Vieira, así como Argenova, filial de la viguesa Pescanova.

En declaraciones a Europa Press, Suárez Llanos mostró su satisfacción ante la postura del Ejecutivo argentino que "ha reforzado las medidas de seguridad" en la zona de Puerto Deseado, donde se ha decretado una "tregua" hasta el próximo miércoles y, según explicó, la situación "está volviendo a la normalidad".

Asimismo, destacó que, tras los contactos bilaterales entre los gobiernos español y argentino, este último "garantizó que se hará cargo" de las indemnizaciones con motivo de los perjuicios ocasionados en los últimos días. En este sentido, aclaró que todavía no se ha concretado si las ayudas se centrarán en los daños provocados por la huelga o si también cubrirán los daños derivados de la inactividad en la producción de las fábricas.

PÉRDIDAS

Suárez Llanos destacó que "llevará un tiempo cuantificar los daños" provocados por el conflicto que los trabajadores, que reclaman mejoras salariales, mantienen con las empresas establecidas en Puerto Deseado. Así, a partir de hoy, las afectadas comenzarán a evaluar su situación.

Algunos diarios argentinos calculan que estos días se dejaron de producir alrededor de 100 millones de dólares. A pesar de que el gerente adjunto de ARVI no pudo confirmar este extremo, debido a que "todavía es pronto", según afirmó, aseguró que las pérdidas "son importantes" debido a que sus asociadas "tienen su actividad totalmente paralizada", lo que repercute no sólo en los congeladores, sino también en la flota y en otras labores en tierra como las de fileteado, entre otras.

NEGOCIACIONES

Por otra parte, José Antonio Suárez Llanos recordó que, a pesar de que el conflicto obrero "se fue radicalizando en los últimos 10 días, hasta culminar en los actos del pasado viernes", el gobierno del país "dio garantías para que la situación vuelva a la normalidad".

En este sentido, afirmó que la mesa de negociaciones en la que están representados los trabajadores y la patronal se trasladará desde Puerto Deseado a la capital, Buenos Aires. Así, en la ciudad porteña "se podrá negociar en un clima de mayor paz social, sin piquetes fuera", añadió, al tiempo en que mostró su esperanza en encontrar una pronta resolución al problema.