Fernández de Kirchner defiende las restricciones a las importaciones de Argentina

Actualizado 27/05/2012 8:58:54 CET

BUENOS AIRES, 27 May. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de Argetina, Cristina Fernández de Kirchner, ha defendido este sábado las restricciones a las importaciones impuestas por el Gobierno, a raíz de la denuncia presentada por la Unión Europea (UE) ha denunciado este viernes a Argentina ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).

"Es como si hubiera un proteccionismos legal cuando lo hacen los países desarrollados y otro populista cuando se trata de los emergentes", ha afirmado Fernández de Kirchner. El proteccionismo, ha agregado, "también contribuye a la noción de patria y defensa de nuestros intereses".

En un acto político ante alrededor de 600 personas en la localidad de San Carlos de Barriloche, la presidenta Fernández de Kirchner ha argumentado que Argentina es "el país número 11 en materia de libertad para invertir capitales extranjeros". "Cuando nos hablan de proteccionismo vemos que las economías de Europa tienen aranceles del 156 por ciento para la manteca o que los arroceros tienen en Japón un arancel de 400 por ciento", ha indicado.

El caso no está relacionado con la expropiación de la petrolera YPF, filial de la española Repsol, pero Bruselas ha decidido activarlo como represalia por la actuación del Gobierno de Cristina Fernández Kirchner.

La mandataria argentina ha ahondado en el modelo por el que su Gobierno aboga y ha identificado a "un sólido mercado interno" y a "un sólido nivel de exportaciones" como los ejes fundamentales sobre los cuales edulcorar la dependencia externa en términos de financiamiento.

En sintonía con las proclamas realizadas durante el último mes tras la expropiación de YPF, Fernández de Kirchner se ha vanagloriado de haberle devuelto a los argentinos "la patria que les habían arrebatado", según ha recogido el diario argentino 'Clarín'.

"Esa patria que es la pertenencia, la identidad, aún con equivocaciones, que te hace sentir orgulloso decir que eres argentino y que puedes mostrar tu país, una sociedad que está en crecimiento y que con esfuerzo sigue incluyendo en un mundo que se derrumba", ha apuntado.

La nacionalización de YPF no ha sido denunciada directamente en Ginebra porque según la UE se trata de un caso de "expropiación de una inversión" que no está cubierto por las reglas de la OMC. Bruselas "todavía está considerando todas las opciones disponibles" para responder al caso Repsol.

No obstante, el comisario de Comercio, Karel de Gucht, sostuvo que, "en este momento", no se plantea algunas medidas pedidas por parte de España y de la Eurocámara como suspender las ventajas arancelarias que la UE concede a Argentina o paralizar las negociaciones para un acuerdo de libre comercio con Mercosur.

"Las condiciones para el comercio y las inversiones en Argentina están empeorando claramente en los últimos años. La reciente expropiación de Repsol por parte del Estado argentino es una prueba clara. En mi opinión esta medida fue simplemente un error" y "la actuación proteccionista más visible por parte de Argentina", ha aclarado el comisario de Comercio.