Publicado 20/04/2020 14:33:33 +02:00CET

Argentina.- Fondos como Blackrock o Fidelity rechazan la oferta del Gobierno argentino para reestructurar deuda

El ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, junto a la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva
El ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, junto a la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva - TWITTER MARTÍN GUZMÁN - Archivo

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

Grandes inversores internacionales tenedores de bonos argentinos, entre los que se encuentran algunos fondos de inversión como Blackrock, Amundi, Fidelity o Ashmore, han rechazado la propuesta de oferta de reestructuración de deuda argentina presentada por el Gobierno del país el pasado 17 de abril.

El grupo ha señalado que, "a pesar de los esfuerzos", las propuestas realizadas por el Ejecutivo argentino no podrán serr apoyadas, considerando que todas las partes interesadas deberán contribuir a una solución que ponga a Argentina "en el camino hacia el crecimiento sostenible y la estabilidad financiera".

"Las propuestas incluidas en el comunicado de prensa no satisfacen ese objetivo y buscan colocar una parte desproporcionada de los esfuerzos de Argentina para el ajuste a largo plazo sobre los hombros de los tenedores de bonos internacionales", ha detallado el comunicado.

Asimismo, el grupo ha afirmado que ofrecen su apoyo a un plan de reestructuración que difiera los vencimientos a corto plazo y proporcione más de 40.000 millones de dólares (36.850 millones de euros) en los próximos años.

Los fondos de inversión también ha considerado que el Gobierno argentino necesita tiempo para implementar sus iniciativas fiscales al objeto de restaurar la estabilidad de la economía argentina. Por ello, al facilitar un período prolongado de "alivio significativo" en el flujo de caja, el grupo busca proporcionar una ventana para llevar a cabo políticas que apoyen el crecimiento económico, la inclusión del sector financiero y el desarrollo sostenible en general.

"En conjunto con las autoridades argentinas, el FMI y otros acreedores del sector privado y público del país, el grupo (de fondos tenedores de deuda) confía en que se puede lograr una solución constructiva y pragmática a los desafíos actuales de la deuda argentina, que también se adhiera a las mejores prácticas internacionales para la reestructuración de deuda soberana", ha detallado.

Actualmente, el grupo conformado por fondos de inversión como Blackrock, Fidelity, Rowe Price, Western Asset Management Company o Alliance Bernstein posee más del 25% de los bonos argentinos posteriores a 2016 y más del 15% de los bonos 'Exchange' de Argentina.

RECHAZO POR PARTE DEL COMITÉ DE ACREEDORES DE DEUDA ARGENTINA

El Comité de Acreedores de deuda Argentina (ACC, por sus siglas en inglés) ha rechazado la oferta del Gobierno del país para reestructurar su deuda, en la que se incluía una reducción del 62% de los intereses y no comenzar a pagar hasta 2023, según un comunicado recogido por 'Bloomberg'.

"La buena senda de las negociaciones dependen del intercambio oportuno de información económica y financiera con visión de futuro y deben estar ancladas en políticas económicas concretas y viables", ha señalado el comité en un comunicado, añadiendo que dicha información, de momento, no ha llegado.

La ACC señala que el Ejecutivo argentino ha elegido una vía "unilateral" en las ofertas de reestructuración de sus bonos, y advierte de que un retorno a la operativa de externalizar el ajuste de deuda en torno a los tenedores de bonos extranjeros, "no podrá crear una solución de deuda sostenible para Argentina, como se ha demostrado en el pasado".

Aún así, el comité ha explicado que continuarán trabajando con la Administración de Alberto Fernández de manera constructiva, así como con otros bonistas, para lograr una solución negociada que refleje las exigencias a corto plazo y los objetivos sostenibles en el largo plazo.

El Gobierno argentino cifró en 68.843 millones de dólares (60.532 millones de euros) el valor de la deuda pública a negociar con los acreedores para su reestructuración. Esta cifra supone la cantidad nominal máxima de las operaciones de administración de pasivos, canjeos y reestructuraciones de los títulos públicos de Argentina emitidos bajo ley extranjera.

Argentina se enfrentará el próximo miércoles 22 de abril a otro día clave en la agenda para la negociación de deuda, puesto que se producirá el vencimiento de unos 500 millones de dólares (460 millones de euros) de los bonos globales 21, 26 y 46, que son títulos que entran en la reestructuración de la deuda del país.