Actualizado 22/02/2006 16:27 CET

Argentina.- El Gobierno de Kirchner valida las cuentas de Aerolíneas Argentinas de los ejercicios 2002, 2003 y 2004

BUENOS AIRES, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Néstor Kirchner finalmente ha decidido no impugnar las cuentas de Aerolíneas Argentinas correspondientes al ejercicio 2004, por lo que legalmente se dan también por aprobados los balances contables de 2002 y de 2003, éstos sí impugnados anteriormente por el Estado argentino en su condición de accionista minoritario de la compañía aérea, con el 1,2% del capital.

"El Gobierno se había comprometido con los ejecutivos de la empresa y ante representantes del Estado español a no impugnar los estados contables de 2004. Finalmente, venció el plazo y no hubo ninguna impugnación del Estado nacional", explicó un portavoz de Aerolíneas Argentinas. La pasada semana vencía el plazo de que disponía el Ejecutivo argentino para recurrir las cuentas de la compañía, pero el Gobierno finalmente ha decidido no elevar ante la Justicia una nueva impugnación de los balances.

El Estado argentino impugnó los balances de 2002 y 2003 por diferencias con el grupo Marsans en torno a la interpretación y aplicación del contrato de compraventa de la compañía aérea argentina en el momento de su privatización en 2001. En este sentido, la Justicia española investiga un presunto delito de fondos públicos por parte de Air Comet (Marsans) por un importe de 246 millones de dólares (207 millones de euros) procedentes de aportaciones de la española SEPI.

El diario 'La Nación' informó en su edición de ayer de que el Ejecutivo de Kirchner había presentado una demanda para impugnar las cuentas de Aerolíneas Argentinas, controlada por el grupo español Marsans. Una información que la compañía atribuye a "burdas maniobras con intención de confundir a la opinión pública".

El juzgado donde se tramita la suspensión de pagos de Aerolíneas recibió el pasado jueves un documento de impugnación de los balances de la empresa, firmado por dos abogados que presuntamente actuaban en nombre del Estado argentino. El Gobierno argentino, no obstante, ya ha confirmado a los responsables de la compañía que ninguno de los abogados representaba a ningún departamento jurídico estatal.

"Esta operación se desarrolla cuando los responsables de la maniobra tienen conocimiento de que el Estado no tiene intención de impugnar el balance de 2004", explicó Aerolíneas Argentinas, que aseguró tener constancia de que estos dos abogados "son los mismos individuos que presentaron la demanda contra los directivos de la compañía en el Juzgado 35 de Madrid, con la intención de generar un clima de duda sobre la honorabilidad de los responsables de la aerolínea".

"No consta ninguna impugnación al referido balance por parte del Estado. La operación lleva la firma de una supuesta Comisión de Defensa de Aerolíneas Argentinas, casualmente la misma que suscribió los afiches pegados en la vía pública la semana pasada, que denunciaban un supuesto vaciamiento de la compañía ante la llegada al país del canciller español, Miguel Ángel Moratinos", indicó un portavoz de la compañía. "Estos mismos personajes son los que han falsificado documentación entregada a distintos juzgados y son manifiestos enemigos de la compañía", sentenció.

En este sentido, la dirección de Aerolíneas Argentinas ya ha anunciado su intención de adoptar medidas legales contra los dos abogados que presentaron el presunto recurso de impugnación (uno de los cuales habría fallecido el pasado fin de semana). "Lo sorprendente de este asunto, es comprobar cómo se usurpa la legitimidad de un Gobierno, con la clara intención de engañar y manipular a los medios y a la opinión pública", indicó la compañía.