Actualizado 16/03/2012 19:21:22 +00:00 CET

Argentina no podrá desarrollar sus proyectos de hidrocarburos sin Repsol

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

   YPF se ha convertido en una "víctima" de las disputas políticas argentinas, pero la amenaza de una posible nacionalización apenas va más allá de las controversias acerca del dividendo, ya que el país necesita a Repsol para desarrollar sus proyectos de hidrocarburos, según una 'Lex Column' de 'Financial Times' (FT).

   "La experiencia y las inversiones de Repsol son necesarias" para Argentina, asegura el diario británico, según el cual el país no puede afrontar las inversiones cercanas a 25.000 millones de dólares anuales requeridas para desarrollar los yacimientos y obtener cerca de 22.000 millones de barriles de gas y crudo no convencionales.

   "Los burócratas dicen que YPF no ha cumplido su obligación de realizar unas inversiones adecuadas en producción, pero a falta de números para definir lo adecuado, YPF se ha convertido en la víctima de los políticos", señala.

   Esta circunstancia se produce en un momento en el que la expansión económica de Argentina obliga al país a dedicar el 7% de su presupuesto anual a la compra de energía. "Alguien tiene que asumir la culpa" y la filial de Repsol, "más que los británicos y las Falkland Islands (Malvinas), es el malvado perfecto".

   El diario asegura que, en el escenario actual, el presidente de Repsol, Antonio Brufau, "podría desear aprender a bailar el tango", dados los giros y movimientos a los que puede verse obligado por las autoridades argentinas.

   El Gobierno británico, recuerda, tiene una acción de oro que le permite vetar ciertas operaciones, de modo que el deseo de Brufau de diversificar la actividad de YPF para ampliarla a otros países del continente podría quedar "congelado".

   En todo caso, "a pesar de las frustraciones" y a la vista de la necesidad de las inversiones en el país, "es improbable que Repsol siga los pasos de Shell y BP y reduzca sus operaciones en Argentina", señala.

   Las caídas en Bolsa de la filial de Repsol parecen, por este motivo, haber acabado, asegura 'FT', antes de concluir que "bailar con políticos es difícil, pero ambas partes tienen incentivos para alcanzar acuerdos, de modo que a largo plazo las operaciones de YPF se mantendrán en pie".