Actualizado 07/03/2006 17:25 CET

Argentina.- Telecom firma un nuevo contrato con el Gobierno y retira su demanda ante el Ciadi

BUENOS AIRES, 7 Mar. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

La empresa Telecom, operadora del servicio telefónico en la zona norte del país, firmó ayer un nuevo contrato con el Gobierno del presidente Néstor Kirchner por el que desiste de los juicios que había iniciado contra Argentina por los supuestos perjuicios que le provocó la devaluación monetaria a comienzos de 2002.

Tal como había hecho el mes pasado Telefónica, la otra gran operadora del sistema telefónico domiciliario, se comprometió a suspender y retirar las demandas presentadas ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), el tribunal de arbitraje que depende del Banco Mundial.

El anuncio se realizó durante un acto celebrado anoche en la Casa

Rosada con la presencia de Kirchner, buena parte de los miembros de su gabinete, incluido el ministro de Planificación, Julio de Vido, que llevó adelante las negociaciones y directivos de la empresa.

La empresa recibió a cambio de la firma del nuevo contrato, una mejora en las tarifas en la franja horaria de 20 a 21, que hasta ahora tenía un costo reducido y que pasará a costar lo mismo que en los horarios centrales.

Además, el Gobierno argentino reconoce que Telecom ha cumplido "aceptablemente con sus obligaciones", observándose sólo "irregularidades operativas puntuales, las que han sido objeto de los correspondientes procesos sancionatorios".

La carta de entendimiento firmada ayer concede un plazo hasta junio próximo, "con el fin de regularizar los reclamos", para que cualquiera de las cuestiones pendientes se resuelvan en la órbita de la autoridad de aplicación, es decir, la Secretaría de Comunicaciones, a cargo de Guillermo Moreno.

Amadeo Vázquez, presidente de Telecom, reiteró los planes de la compañía de invertir este año en Argentina unos 300 millones de dólares como parte de un plan general de 1000 millones a medio plazo. "Hoy, Argentina es un país para invertir", afirmó Vázquez al final de su discurso en la Casa Rosada, ante la mirada de Kirchner, De Vido, y la ministra de Economía, Felisa Miceli.