Argentina/Venezuela.- La cooperativa láctea argentina Sancor firma un acuerdo de financiación con Venezuela

Actualizado 11/12/2006 20:06:43 CET

BUENOS AIRES, 11 Dic. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

La empresa láctea argentina Sancor firmó hoy un acuerdo con el Gobierno de Venezuela para lograr una financiación de 80 millones de dólares (60,35 millones de euros) que le permitirá superar su delicada situación financiera y que pagará con la venta de leche en polvo.

El acuerdo fue firmado hoy en Caracas por el titular del Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes), Edgard Beherens, y el vicepresidente de Sancor, Italo Gastaldi, en la sede del Ministerio de Finanzas, según informó hoy la agencia oficial argentina 'Télam'.

También participaron en la ceremonia el viceministro de Finanzas venezolano, Eudomar Tobar; la embajadora argentina en ese país, Alicia Castro, y el vicepresidente del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), Humberto Lanzilotti.

El convenio permitirá a Sancor, la segunda empresa láctea de Argentina, formada por la asociación de cientos de cooperativas, superar la situación financiera que la había llevado a pensar en vender la mayor parte de su paquete accionario.

Uno de los interesados en adquirir la gigantesca cooperativa láctea era el Grupo Adecoagro, que cuenta entre sus dueños con el magnate húngaro estadounidense George Soros, que había ofrecido 120 millones de dólares (90,5 millones de euros) para adquirir el 62,5 por ciento de la empresa.

Con el acuerdo firmado hoy, Sancor se comprometió a cancelar la deuda con Venezuela a través de sus exportaciones de leche en polvo. "Las entregas que nosotros tenemos que hacer durante un período de años, de 20.000 toneladas anuales, está dentro de la industrialización de leche en polvo que tenemos actualmente en la cooperativa", explicó Gastaldi a la emisora 'Radio Mitre'.

"O sea, que lo que nosotros nos comprometemos a devolver es parte de nuestra producción sin ningún tipo de inconvenientes", agregó desde Caracas después de haber firmado el acuerdo.

La venta de la compañía al grupo de Soros, que cuenta con enormes extensiones de tierra en Argentina, dedicadas a la producción agropecuaria, provocó señales de alarma entre los productores, lo que generó el interés del Gobierno de Néstor Kirchner para impulsar el acuerdo con Venezuela.