Argentina.- Las ventas en los supermercados baten un nuevo récord en septiembre

Actualizado 23/10/2006 14:33:11 CET

BUENOS AIRES, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las grandes cadenas de supermercados que habían sido las últimas en beneficiarse con la recuperación de la economía, después de los shopping centers, los locales de ropa y el mercado inmobiliario, han empezado a cosechar los resultados del crecimiento y en septiembre batieron un nuevo récord de ganancias.

Si bien las cifras oficiales de las ventas del sector se sabrán la semana próxima, cuando el Instituto Nacional de Estadística y Censos dé a conocer su estudio, se anticipó que en septiembre registraron el mayor incremento interanual desde la salida de la convertibilidad, con un aumento del 12,2% en su volumen de ventas.

El crecimiento en septiembre triplica el incremento promedio que registró el sector durante todo el año 2005 (3,8%) y también se ubicó claramente por encima de los índices alcanzados durante la primera mitad de este año, según un informe realizado por la consultora privada CCR.

Por su parte, para encontrar antecedentes de un alza similar hay que retrotraerse a principios de 1999, cuando recién comenzaban a aparecer en el mercado los primeros signos de la recesión que se prolongó por más de tres años y terminó provocando el estallido de la convertibilidad.

"La fuerte recuperación que vivió la industria en 2003 y 2004 ahora está llegando al consumo, y se siente no sólo en las ventas de los supermercados, sino también en todo el comercio, casi sin distinción de rubros", explica Guillermo Oliveto, director de CCR, según informa el diario local 'La Nación'.

Oliveto destacó que la aceleración del consumo en supermercados no se explica por un único factor. "Se unen el crecimiento de la macro, la recuperación del empleo y la altísima propensión al consumo que tiene la gente, que se da cuenta de que es muy difícil ahorrar para comprarse un departamento y opta por darse algunos gustos", explicó.

La recuperación no es motorizada únicamente por los consumidores de la Capital Federal, sino que también se empezó a sentir en los supermercados del Gran Buenos Aires, que había sido una de las zonas más afectadas por la crisis y el crecimiento de los almacenes y los autoservicios chinos.

Según el estudio de CCR, en el tercer trimestre del año los ingresos de las cadenas de supermercados crecieron un 20%, con un impulso más fuerte en el conurbano bonaerense, que registró un alza del 23,1%, que sirvió para compensar el alza menor registrada en la Capital Federal (17,8%) y el interior del país (19,4 por ciento).

La reactivación del sector, a su vez, explica los millonarios planes de inversión de las grandes cadenas anunciados en las últimas semanas por Wal-Mart, Carrefour, Jumbo y Disco, que destinarán en conjunto más de 2.500 millones a la apertura de nuevos locales en todo el país.

Antes de la devaluación, los súper e hipermercados controlaban casi la mitad de las ventas de alimentos, bebidas, artículos de cosmética y tocador en Argentina, pero a partir de ese año iniciaron una constante bajada hasta caer al 39,8%, como producto del crecimiento de los almacenes y los autoservicios chinos.

Otro de los signos de la recuperación generalizada del consumo es el crecimiento que tuvieron en el último trimestre las ventas de las marcas premium de alimentos y bebidas. Según CCR, estos productos ya alcanzaron una participación superior a la que tenían en 2001 y hoy representan el 10,2% de las ventas en los supermercados.