Publicado 23/04/2021 12:43CET

El banco mexicano Banorte reduce su beneficio un 6,3% hasta marzo, con 356 millones de euros

Archivo - El banco mexicano Banorte cerró 2020 con un beneficio de 1.260 millones, un 16% menos
Archivo - El banco mexicano Banorte cerró 2020 con un beneficio de 1.260 millones, un 16% menos - GRUPO FINANCIERO BANORTE - Archivo

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El grupo financiero Banorte registró un beneficio neto atribuido de 8.544 millones de pesos mexicanos (356,5 millones de euros) en el primer trimestre de 2021, un 6,3 por ciento menos que el resultado contabilizado durante el mismo periodo del año anterior y un 43 por ciento más que el último trimestre de 2020, según informó la entidad en su informe trimestral de resultados.

La entidad ha enmarcado los resultados en un escenario de recuperación de la actividad en México, explicando que el crecimiento de las ganancias con respecto al último trimestre se debe a que entre enero y marzo las provisiones anticipadas cayeron un 46 por ciento en términos intertrimestrales, hasta los 3.215 millones de pesos (134 millones de euros).

Los ingresos por intereses netos cayeron un 9 por ciento con respecto a marzo de 2020, con 20.002 millones de pesos (834,7 millones de euros), mientras que la cifra de negocio total se contrajo un 7 por ciento, hasta los 25.003 millones de pesos (1.043 millones de euros).

Con respecto a las filiales del grupo, se observaron comportamientos mixtos durante el trimestre. Así, el banco mercantil del Norte redujo su beneficio un 3 por ciento, hasta los 5.870 millones de pesos (245 millones de euros), en contraste con la Casa de Bolsa Banorte, que incrementó un 48 por ciento su beneficio, con 314 millones de pesos (13 millones de euros).

De su lado, el resultado operativo descendió un 10 por ciento en comparación con 2020, hasta los 10.905 millones de pesos (455 millones de euros).

La cartera de consumo del banco se incrementó un 6 por ciento con respecto al año anterior, siendo significativos los crecimientos en el sector hipotecario (10 por ciento) y automotriz (4 por ciento), en contraposición con la cartera de tarjetas de crédito, que cayó un 8 por ciento por los efectos de la pandemia. Por su parte, la cartera comercial creció un 6 por ciento con respecto al año anterior.

Contador