Actualizado 07/07/2014 15:02 CET

La "bestia negra" de la baja productividad recorre Latinoamérica

El secretario de la OCDE hizo recomendaciones para mejorar la productividad
Foto: OCDE

MADRID, 1 Jul. (Notimérica/EP) -

   La baja productividad es la "bestia negra" que está presente en la economía de los países latinoaméricanos, que tan solo registró un crecimiento de 1,6 por ciento en 20 años, mientras que otros países en desarrollo crecieron 3 por ciento en el mismo periodo, según estimaciones de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

   El secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría, ha considerado que todos los países de la región tienen que aumentar su productividad en el sexto Foro Económico Internacional América Latina y el Caribe, realizado en París bajo el lema 'Más allá de la década de oro'.

   En los últimos años de bonanza económica para los países de la región, "la evolución de la productividad en América Latina ha sido decepcionante, no solo respecto al entorno de la OCDE, sino respecto a otros países emergentes", ha declarado Gurría.

   En Latinoamérica, entre los años 1990 y 2011, la productividad ha crecido 1,6 por ciento en promedio, mientras que otros países emergente tales como Corea, Turquía y Polonia crecieron más del 3 por ciento durante años y continúa en ascenso, según un comunicado publicado en la página en Internet de la OCDE.

   La informalidad es un problema serio, que observan con preocupación en Latinoamérica, el 55 por ciento de los trabajadores en la región son informales, lo que significa que 130 millones de personas no están inscritas en programas de seguridad social o de capacitación y son vulnerables ante la pérdida de empleo o la enfermedad.

   Según datos de la Comisión Económica para América Latina, el 20 por ciento de la población más pobre en Latinoamérica concentra el 5 por ciento del ingreso total, mientras que el 20 por ciento más rico capta en promedio 47 por ciento. Entre los países miembros de la OCDE tales como Colombia, México o Chile, a pesar de la creciente desigualdad, el 20 por ciento más pobre captura el 8 por ciento del ingreso total y el 20 por ciento más rico el 39 por ciento.

   Entre los países más desiguales de la región, de acuerdo con un estudio reciente de la OCDE, en México el 10 por ciento más rico absorbe el 37 por ciento del ingreso total del país, mientras que en Chile esta concentración alcanza al 40 por ciento. La diferencia entre los ingresos del 10 por ciento más rico y el 10 por ciento más pobre es de 27 veces en Chile y 30 en México.

   Entre las recomendaciones para mejorar la productividad, la OCDE ha dicho que es esencial desarrollar políticas educativas y de capacitación  que respondan a las necesidades de los mercados laborales y que permitan una transición gradual hacia actividades con mayor intensidad en habilidades e innovación. Además, para combatir la desigualdad será necesario fortalecer los sistemas fiscales, por lo que inicialmente habrá que mejorar la recaudación fiscal.

   Latinoamérica ha incrementado su capacidad de recaudación, de un 13,6 por ciento del PIB en 1990 a un 20,7 por ciento actualmente, aunque los niveles continúan siendo bajos en comparación con el promedio de 30 por ciento en la OCDE.

  TE PUEDE INTERESAR... 

   América Latina sigue siendo la región con más desigualdad del mundo

   La penetración de Internet en Latinoamérica alcanzará el 60% en 2015