Bolivia/Argentina.- Bolivia y Argentina retoman negociaciones sobre el suministro de gas y su precio a partir de 2007

Actualizado 18/04/2006 18:55:50 CET

LA PAZ, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Bolivia y Argentina retomarán esta semana sus contactos para negociar un mayor volumen en el suministro de gas boliviano al mercado argentino y el nuevo precio al que Bolivia exportará su combustible a partir de 2007.

El ministro argentino de Planificación Federal, Julio de Vido, llegará esta semana a La Paz para reunirse con funcionarios bolivianos y hablar sobre las nuevas condiciones que fija la nueva Ley de Hidrocarburos que aplica el Gobierno de Evo Morales, según informó el diario 'Hoy' de la capital argentina.

El objetivo es asegurar la oferta de gas este año, que deberá enfrentar el constante aumento de la demanda de los sectores industriales argentinos, disparada por la reactivación económica y que coincide con el salto experimentado por el consumo de gas entre particulares que coincide con la temporada invernal.

Por lo pronto, en 2006 rige el acuerdo bilateral por el que Argentina debería contar con un abastecimiento de hasta 7,7 millones de metros cúbicos de gas diarios, que entran a su territorio por el ducto Pocitos-Campo Durán, en Salta.

Según el diario argentino 'La Nación', el propio De Vido dijo que está previsto que el gas adicional entre en el vecino país por el proyectado Gasoducto del Nordeste, que cruzaría siete provincias argentinas y además podría derivar gas a Brasil y Uruguay. Este proyecto figura en la agenda de trabajo del Gobierno de Néstor Kirchner, más allá de que aún resta definir las cuestiones de fondo.

La factibilidad económica del Gasoducto del Nordeste depende principalmente del precio que Bolivia aspire a cobrar por el suministro del gas, cuestión sobre la cual el Gobierno de Morales anticipó que quiere negociar una importante subida, comparada con los aproximadamente 2,30 dólares que hoy recibe por millón de BTU.

En su viaje al vecino país, De Vido tiene previsto reunirse con el vicepresidente de Bolivia, Alvaro García Linera; con el ministro de Hidrocarburos, Andrés Soliz Rada, presidente también de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Para la Administración Kirchner aún resta avanzar en los estudios de factibilidad técnica y económica de otro megaproyecto: el Gasoducto Sudamericano, propuesta impulsada por el Gobierno del presidente Hugo Chávez. Este proyecto propone conectar ductos de la región hasta completar una red para proveer gas al Cono Sur.