Actualizado 10/03/2006 22:52:40 +00:00 CET

Bolivia.- Evo Morales niega que su Gobierno tenga que ver con la irrupción en oficinas de filial de Repsol YPF

El presidente altiplánico dijo que las denuncias por presunto contrabando de petróleo deben ser resueltas por la Justicia

SANTIAGO, 10 Mar. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, dijo hoy en Santiago que su Gobierno nada tuvo que ver con la irrupción que hizo ayer la fiscalía de su país en las oficinas de la filial de la empresa española Repsol YPF, la compañía Andina, y que las denuncias sobre presunto contrabando de petróleo deben ser esclarecidas por la justicia.

Morales, quien se encuentra en Santiago de Chile en una visita de Estado con motivo del cambio de mando en el que asumirá mañana sábado la presidenta electa Michelle Bachelet, ofreció una rueda de prensa en la que explicó que, si bien considera "importante" que los tribunales investiguen las posibles irregularidades "que tal vez hayan cometido algunas empresas", a su juicio "esa tarea es del Poder Judicial, la Fiscalía correspondiente".

"El Poder Ejecutivo (boliviano) no está en el objetivo de buscar o intervenir en las oficinas de Repsol en Bolivia", enfatizó Morales,quien insistió en que en su país "todas las empresas deben respetarla ley".

La investigación de la Fiscalía boliviana en contra de la filial de Repsol YPF surgió tras una reclamación interpuesta por la Dirección de Aduanas, que acusa de un presunto tráfico ilegal de petróleo por parte de la compañía de capitales ibéricos, cercano a los 8 millones de euros.

En virtud de esa investigación, la Fiscalía allanó las oficinas de Andina y busca bajo orden de arresto a dos de sus ejecutivos.

Morales, quien no quiso extenderse más sobre el tema, sentenció que su posición es que sea "la justicia boliviana la que diga la verdad sobre esa empresa".