Bolivia.- La falta de RSC guarda relación con la situación que viven las empresas españolas en Bolivia, según expertos

Actualizado 23/05/2006 18:59:10 CET

Ecologistas en Acción denuncia la privatización de los servicios públicos en la región así como "el incumplimiento" de las normas

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

La situación actual que viven las empresas españolas en Bolivia guarda relación con la falta de responsabilidad social corporativa de las mismas hacia esta nación, según señaló hoy Juan Legisa, director académico del Centro de Estudios de la Actividad Regulatoria Energética (CEARE).

En el marco del II Encuentro Internacional 'La responsabilidad social corporativa de la empresa española en Latinoamérica' organizado por el Observatorio de la RSC (OBRSC) y la Fundación Carolina, que en este caso versó concretamente sobre el caso eléctrico, Legisa reconoció que Bolivia siempre ha sido un país "poco respetado" en ese sentido.

En este contexto, señaló que el presidente del país, Evo Morales, cumplió lo prometido durante las elecciones, --la nacionalización de los hidrocarburos--, y su repercusión en las empresas extranjeras, en su opinión, "sí tiene relación" con la falta de RSC de las compañías extranjeras que operan allí.

"Muchas se lamentan de cosas que podrían haber atenuado con la responsabilidad social corporativa", puntualizó. Aunque destacó que las empresas extranjeras no han sido "las saqueadoras" del país, sí reconoció que no han guardado buenas relaciones con los gobiernos que se han ido sucediendo en el país.

Así, subrayó la necesidad de ser conscientes de la diferencia de cultura entre los países y de "conocer para integrarse", a lo que añadió que la población no entiende cómo "empresas reconocidas como prestigiosas" no hicieran lo mismo en los países donde se asientan. Reconoció también que "pagan unas por otras".

Por su parte, desde Ecologistas en Acción, su representante Tom Kucharz no sólo puso de manifiesto que en América Latina "no se cumplen muchas normas" sino que además "se ha hecho que otras muchas se cambien y se adapten a los deseos empresariales".

La privatización de los servicios públicos en la región fue otra de las críticas que realizó, al subrayar que las empresas privadas "no pueden dar servicio de lo que debe hacer el Estado".

En este punto, José Ignacio Pérez Arriaga, profesor propio ordinario del Instituto de Investigación Tecnológica de la Universidad Pontificia de Comillas, consideró "tan válido" que los servicios públicos los faciliten empresas públicas como privadas. "Ambas pueden tener errores, y tiene tanto abusos lo estatal como lo privado", apostilló.

RESPONSABILIDADES

En otra línea, el director general adjunto de la Asociación Española de la Industria Eléctrica (UNESA), Mariano Cabellos, consideró que existe una "estrecha correlación" entre la energía eléctrica y el desarrollo y por ello estableció como "un compromiso social" para las empresas eléctricas "que la energía llegue a los ciudadanos que no tienen acceso a ella".

La falta de equidad en el acceso a la energía también la puso de manifiesto Pérez Arriaga, junto con el impacto medioambiental de la actividad energética, que juntas hacen del modelo energético actual, a su juicio, "insostenible". En su opinión, la responsabilidad social corporativa puede cubrir los "errores o fallos" de la regulación en este sector.

"La empresa puede usar su 'libertad' para bien o para mal", apuntó. Según destacó, las empresas eléctricas podrían ayudar a establecer criterios éticos de responsabilidad corporativa. El objetivo es convertir al cliente en "confiable y estable" así como establecer una buena relación entre la empresa y el cliente.