Bolivia.- El Gobierno anuncia la refundación de la compañía estatal Comibol tras los enfrentamientos mineros en Huanuni

Actualizado 10/10/2006 4:00:30 CET

LA PAZ, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno boliviano anunció el lunes que refundará la empresa estatal Corporación Minera de Bolivia (Comibol) después de que el pasado jueves y viernes 16 trabajadores murieran debido a los cruentos enfrentamientos entre cooperativistas y empleados públicos en la mayor mina de estaño del país, ubicada en la ciudad de Huanuni, en el oeste del país.

Así lo indicó el recién nombrado ministro de Minería y Metalurgia, Guillermo Dalence, quien reveló que el proceso culminará el próximo 31 de octubre, aniversario de la nacionalización de las minas, dando así un golpe de efecto en esta materia después de ocho meses de alianza con la minería privada, contraria a la nacionalización de los recursos del subsuelo.

Según Dalence, el objetivo del Ejecutivo es "devolverle todo el esplendor" a Comibol y "contrarrestar" el cooperativismo interesado en explotar los yacimientos del Estado para beneficio propio", informa la agencia 'Bolpress'.

Cinco días después del enfrentamiento en Huanuni, los dirigentes de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB) pidieron al presidente boliviano, Evo Morales, que visite el centro minero y propicie un acuerdo de paz. Una comisión del Gobierno iniciará hoy, martes, el diálogo entre cooperativistas y trabajadores de Comibol después del cese de hostilidades suscrito el viernes.

"Juntos tenemos que poner la solución, que no deben ser pactos de tregua, sino soluciones duraderas sobre las bases de las necesidades del pueblo", manifestó Dalence.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Desarrollo Económico de la Cámara de Diputados, Jorge Silva, explicó que lo que se busca es "una solución estructural y definitiva" al conflicto para que la violencia no vuelva a aparecer. "Ya no soluciones parche porque eso no soluciona el problemas, ya que en tres o seis meses nuevamente se podría tener enfrentamientos en ciernes", afirmó.

Según las evaluaciones preliminares, los daños ocasionados en el centro minero de Huanuni ascienden a dos millones de dólares (casi 1,6 millones de euros), a lo que se sumarán las pérdidas que acarreará la suspensión de actividades a causa de los daños ocasionados al sistema de bombeo y comprensión que impiden abastecer con agua y aire al interior mina, lo que se calcula en 70.000 dólares (55.600 euros) diarios, explicó el ministro.