Bolivia.- El país cerrará el año con un superávit comercial de casi 1.000 millones de dólares gracias la nacionalización

Actualizado 12/12/2006 6:52:58 CET

LA PAZ, 12 Dic. (EP/AP) -

Los ingresos por el comercio de gas permitieron que Bolivia logre este año un superávit comercial con sus socios de la región en 919 millones de dólares, según informó el lunes el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

"Si no fuera por los ingresos del gas, que hasta septiembre llegaron a 1.218 millones de dólares, el intercambio sería deficitario en 481 millones de dólares", explicó a la prensa el gerente de ese organismo privado, Gary Rodríguez.

Con excepción de Chile y Uruguay, el comercio boliviano con el resto de los países arrojó hasta octubre cifras positivas.

Según el ministro de Hidrocarburos, Carlos Villegas, la nacionalización de los hidrocarburos decretada en mayo permitirán ingresos por 1.261 millones de dólares frente a los 287 millones que logró Bolivia antes de aprobar en 2005 una ley que aumentó impuestos a las petroleras.

Brasil es el principal socio comercial con ventas que alcanzaron a 1.295 millones de dólares, la mayor parte facturó el gas, frente a los 482 millones que Bolivia compró a ese país.

El saldo comercial con Argentina también es favorable a Bolivia en 31 millones de dólares por la dependencia del gas. Brasil es el principal mercado del energético boliviano, le sigue Argentina.

También el comercio con Ecuador, Perú, Paraguay y Venezuela arrojaron saldos a favor. A ninguno de ellos Bolivia vende gas. La base de las exportaciones son la soya y otros productos agropecuarios.

A Ecuador, Bolivia le vendió hasta octubre 8 millones de dólares y le compró por 7,5 millones; a Colombia las exportaciones alcanzaron 136 millones de dólares y las importaciones 52 millones, dijo Rodríguez. Las ventas a Perú sumaron 191 millones de dólares en comparación a los 153 millones de importaciones. El intercambio comercial con ese país es el más variado.

Pero el mayor superávit es con Venezuela país que compró por 169 millones de dólares y vendió a Bolivia por 39 millones de la misma moneda. Las ventas con Paraguay alcanzaron a 25 millones mientras ese país importó mercaderías por 18 millones de dólares.