Actualizado 08/06/2006 20:12 CET

Bolivia.- Repsol YPF defenderá el valor de las inversiones en el país durante la negociación de los contratos

MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

Repsol YPF defenderá el valor de las inversiones de la compañía en en Bolivia en la negociación de los contratos existentes para aplicar la nacionalización de hidrocarburos decretada por el Gobierno de Evo Morales, según subraya la compañía en una presentación a analistas remitida hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), y que recoge Europa Press.

El Gobierno boliviano decretó el pasado 1 de mayo la nacionalización de los hidrocarburos y estableció un plazo de 180 días para concretar los términos de la misma y adecuar a la nueva ley los contratos actualmente existentes.

No obstante, la petrolera que preside Antonio Brufau afirma que "no hay una idea clara sobre el resultado de estas negociaciones en relación al marco contractual que será establecido para los activos de Repsol YPF".

Fuentes de la compañía aclararon a Europa Press que Repsol YPF todavía no ha comenzado a aplicar la nueva normativa, dado que aún no han comenzado las negociaciones con el Gobierno que preside Evo Morales para ver en qué forma se lleva a la práctica la nacionalización.

En la presentación de los resultados del primer trimestre, la compañía apuntó que hasta que no expire el plazo y se comience a operar acorde a la nueva normativa "será difícil valorar el impacto definitivo de dicha medida".

Otro factor relevante que ha afectado durante los últimos meses a la actividad de la compañía en Latinoamérica es la revisión a la baja el pasado mes de enero en 1.254 millones de barriles equivalentes de petróleo (bep) de su estimación de reservas totales a 31 de diciembre de 2005, lo que supone un descenso del 25%, debido, en parte, a la modificación del régimen legal aplicable en Bolivia, tras la promulgación de la nueva Ley de Hidrocarburos.

Estas revisiones, que se refieren fundamentalmente a reservas de gas, se centran en su mayor parte de Bolivia (52%), con 659 millones de bep; y en Argentina (41%), con 509 millones de bep; junto con menores cantidades en Venezuela y otras áreas (86 millones de bep).