Brasil.- Brasil espera consolidar una nueva imagen turística de cara al Mundial de 2014

Actualizado 21/09/2010 16:15:29 CET

MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Instituto Brasileño de Turismo (Embratur) ha dado a conocer este martes sus estrategias de promoción turística de cara a la celebración en el año 2014 del Mundial de Fútbol para consolidar una nueva imagen y un nuevo posicionamiento turístico cuya meta es la recepción de 600.000 turistas más en 2014 y 380.000 en 2016, así como aumentar en un 304 por ciento el ingreso de divisas con el consumo de los turistas extranjeros.

El responsable de la oficina de turismo de Brasil en España, Joao Santana, detalló que todos estos objetivos se realizan a través del 'Plan Aquarela 2020', que comenzó en el año 2003 y con el que se espera terminar este año con cinco millones de turistas, un incremento respecto de los dos millones que lograron en el año que se inició.

"Los objetivos son ambiciosos, pero tenemos mucha materia prima", subrayó. De esta forma, indicó que el plan ha identificado cinco sectores de negocio turístico: el de sol y playa, cultura y naturaleza, turismo de aventura, deporte y turismo de negocios. Además, afirmó que es posible cumplir en Brasil el dicho de "viajar durante diez años sin salir del país y lo único que se repetirá es el aeropuerto de entrada".

Por su parte, la gerente de mercados, Fernanda Hummel, explicó que ya se encuentran en la tercera fase del plan y resaltó que uno de los objetivos prioritarios de cara al Mundial es España precisamente al haber ganado nuestro país el último campeonato. Por ello, detalló que de 2008 a 2009 ha descendido el número de turistas españoles, de 210.000 a 174.000, respectivamente, aunque incidió que el número de turistas procedentes de Europa ha caído también debido a la crisis global.

Sobre las metas, indicó que Brasil pretende un crecimiento de las divisas de entrada de los turistas superior a la media de América Latina, el crecimiento del gasto medio del turista, un aumento de la permanencia media actual --estimada de diez a doce días-- y un crecimiento de la inversión nacional e internacional en el sector del turismo mejorando la infraestructura.

Hummel afirmó que se está haciendo una fuerte inversión tanto pública como privada para mejorar las infraestructuras del país. Además, aseguró que sus esfuerzos se centran en promocionar la diversidad de Brasil, y mejorar la infraestructura hotelera y portuaria, algo que va a quedar para el país.

"Queremos romper el estereotipo de sol y playa, mujer, samba y fútbol, ya que Brasil es un país moderno y competente, y no una república bananera", afirmó Hummel. Respecto a la seguridad que ofrecen las diferentes ciudades, hizo hincapié en las políticas económicas realizadas desde hace años por el presidente, Luiz Inácio Lula da Silva, que han contribuido a reducir la pobreza. "Cuando se reduce la pobreza, se reduce la violencia", aseveró, indicando en que gran parte de la clase baja ha logrado pasar a clase media, siendo este hecho una garantía de la reducción de los incidentes violentos.

Para leer más