Publicado 26/02/2021 13:55CET

Brasil cerró 2020 con una tasa de desempleo del 13,5%, la más alta de la serie

Archivo - Personas con mascarilla por el coronavirus junto al Cristo del Corcovado de Río de Janeiro
Archivo - Personas con mascarilla por el coronavirus junto al Cristo del Corcovado de Río de Janeiro - FABIO TEIXEIRA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

La tasa de desempleo de Brasil en 2020 fue del 13,5%, frente a la tasa del 11,9% de 2019, con un promedio de 13,4 millones de personas en paro durante el año, 840.000 personas más que el año anterior, lo que supone el dato más alto desde el inicio de la serie en 2012, según ha publicado este viernes el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (Ibge).

Entre octubre y diciembre, la población desocupada fue de 13,9 millones en el país sudamericano, con una tasa del 13,9%, inferior a la del trimestre precedente (14,6%), cuando había 14,1 millones de personas en desempleo. Con respecto a 2019, la desocupación de Brasil en el último trimestre del año se aumentó en 2,3 millones de personas.

Los datos de empleo publicados este viernes muestran que en el escenario de pérdidas generalizadas en los niveles de ocupación, la agricultura, la ganadería y la pesca fue la actividad que menos se contrajo (-2,5%).

En contraste, y a pesar un importante crecimiento durante el último trimestre, las actividades de comercio y reparación de vehículos acumularon unas pérdidas en la ocupación del 9,6% durante el año, con 16 millones de trabajadores, es decir, 1,7 millones de personas menos que el año anterior.

Al igual que el comercio, las actividades de servicios fueron las más afectadas durante la pandemia Covid-19 en 2020.

Entre los grupos de servicios, destacaron los sectores de vivienda y alimentación, que tuvo la mayor caída (estimada en 21,3% respecto a 2019 y 1,2 millones de personas menos).

Antes de la pandemia, esta actividad tenía un crecimiento promedio anual de 5,3% y representaba una parte importante de la ocupación entre los trabajadores informales en el segmento de servicios de alimentación.

El Ibge ha señalado que incluso con la caída récord en 2020, el crecimiento registrado en años anteriores permitió que la ocupación en esta actividad mantuviera un saldo positivo (13%) respecto a los niveles de 2012.

De su lado, la industria brasileña registró cerca de 110millones de trabajadores, correspondiente a una pérdida del 8% (952.000 personas menos) con relación a 2019.

Esta retracción contribuyó a profundizar las pérdidas que ya se estaban produciendo en años anteriores, siendo en 2016 la principal caída (10,1%) de esta actividad. Entre 2014 y 2020, la industria perdió 2,2 millones de trabajadores.

En lo referente a la construcción, aunque registró una mejora en el segundo semestre del año, el sector cerró 2020 con una pérdida del 12,5% y la población ocupada en esta actividad descendió hasta los 5,9 millones de personas.

Brasil lleva perdiendo empleos en la construcción desde 2014, cuando había 7,8 millones de trabajadores, según ha revelado el Ibge. Con respecto a 2012, la actividad acumuló una pérdida del 21,3%, la más alta en ocho años de la serie.

De su lado, la población ocupada durante 2020 se situó en los 86,1 millones, la cifra más baja de la serie que implica un descenso del 7,9% (7,3 millones de ocupados menos) en comparación con 2019.

En el cuarto trimestre, la población ocupada (86,2 millones) aumentó un 4,5% con respecto al trimestre anterior y cayó un 8,9% en comparación el mismo periodo de 2019.

Por su parte, la tasa de informalidad alcanzó el 38,7% de la población ocupada en 2020, frente al 41,1% del año anterior. En el último trimestre, la informalidad alcanzó al 39,5% de la población ocupada, lo que supone un total de 34 millones de trabajadores informales. En el trimestre anterior, la tasa fue del 38,4% y, en el mismo trimestre de 2019, alcanzó el 41%.