Actualizado 28/01/2015 11:29:28 +00:00 CET

Petrobras decide no asumir la depreciación por el caso de corrupción

RIO DE JANEIRO, 28 Ene. (Reuters/EP) -  

   La compañía petrolera estatal de Brasil, Petrobras, ha decidido este martes no asumir un cargo por un caso de corrupción en sus resultados del tercer trimestre, después de que el directorio no haya llegado a un acuerdo sobre la cuantía en la que los sobornos aumentaron el valor de sus activos, según informa el diario 'O Globo', citando a una fuente no identificada de la compañía.

   Petróleo Brasileiro SA, como es conocida formalmente Petrobras, debía entregar este martes sus resultados financieros no auditados del tercer trimestre, que ya fueron retrasados en dos meses. En diciembre, la empresa se dio hasta finales de enero para brindar la información financiera a los inversores.

   El caso de corrupción, que incluye arreglo de contratos, sobornos y pagos a políticos, podrían ser el mayor escándalo en la historia de Brasil y podría obligar a Petrobras a asumir un cargo de hasta 20.000 millones de dólares en sus ganancias del trimestre, según ha dicho este lunes el blog de la revista 'Veja', citando a fuentes cercanas a la compañía.

Relacionadas

   Sin embargo, después de una reunión "muy tensa" de siete horas, el directorio no ha podido acordar la extensión en que las pérdidas de valor de los activos se debieron al caso de corrupción, ineficiencia u otros factores, como lluvias, que provocaron demoras en la construcción, ha añadido 'O Globo', citando a la misma fuente. Como resultado, el directorio ha decidido publicar los resultados trimestrales sin depreciaciones.

   Los resultados, que debían haber sido divulgados en noviembre, fueron retrasados después de que el auditor PricewaterhouseCoopers rechazase certificar las cuentas de Petrobras de cara a las acusaciones de arreglo de contratos, sobornos y pagos a políticos.

   La compañía, la gran petrolera más endeudada y menos rentable del mundo, corre ahora el riesgo de violar sus compromisos de deuda con sus inversores. Esto le ha cerrado el acceso a los mercados de capital. En respuesta, la compañía ha dicho que planea recortar un plan de inversión de cinco años por 221.000 millones de dólares.

   Según la policía, los fiscales y testimonios de ex ejecutivos de Petrobras involucrados en el caso, los directores conspiraron con las mayores empresas de construcción e ingeniería de Brasil para realizar cobros excesivos por refinerías, barcos y otros bienes y servicios.

   Algunos de los ingresos excesivos fueron entregados posteriormente a ejecutivos, políticos y partidos como sobornos y contribuciones de campaña. Se esperaba que el directorio amortizara gran parte de esos cobros excesivos como pérdidas.