Enrique Bañuelos prevé invertir 220 millones en patrimonio inmobiliario en Brasil este año

Actualizado 14/02/2012 22:01:22 CET

MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

Veremonte, firma de Enrique Bañuelos, prevé invertir unos 500 millones de reales (unos 220 millones de euros) en patrimonio inmobiliario en Brasil durante el presente ejercicio, según informaron a Europa Press en fuentes próximas al empresario.

Bañuelos desarrolla esta actividad a través de Veremonte Real Estate, la filial de patrimonio inmobiliario que ya gestiona en Brasil una cartera de edificios industriales y de oficinas valorada en unos 450 millones de reales (unos 200 millones de euros).

La estrategia de Veremonte en este negocio es invertir en la adquisición y gestión de inmuebles, y posteriormente rotar aquellos activos que considere maduros para poder seguir comprando nuevos edificios.

En el marco de esta política, la firma de Bañuelos acaba de cerrar la venta de un edificio de oficinas de Río de Janeiro a Petros, fondo de pensiones de la petrolera Petrobrás, por un importe de unos 100 millones de reales (unos 44,03 millones de euros al cambio actual).

Se trata de un inmueble en construcción, que está situado al lado de la nueva sede de la petrolera brasileña y albergará la sede corporativa de Petros.

En paralelo, Veremonte ha alquilado uno de sus inmuebles de oficinas, en este caso ubicado en Sao Paulo, a la firma alemana de laboratorios Sumrise.

APUESTA POR BRASIL.

Con las inversiones previstas en patrimonio inmobiliario, el empresario español reafirma su apuesta por el mercado brasileño, país que acogerá la celebración del Mundial de Fútbol en 2014 y los Juegos Olímpicos en 2016.

La gestión de patrimonio inmobiliario constituye así una de las actividades que Bañuelos desarrolla en Brasil, país en el que desembarcó en el sector inmobiliario.

En la actualidad es uno de los principales accionistas del grupo PDG Realty, inmobiliaria resultado de un proceso de fusión de distintas empresas brasileñas del ramo.

Además, hace dos años se posicionó en el mercado agroindustrial, donde hoy día es también uno de los principales socios del grupo Vanguarda Agro, el mayor grupo de este sector de Brasil.