Actualizado 19/12/2007 21:15 CET

Brasil/UE.- La UE acuerda limitar las importaciones de carne de vacuno procedente de Brasil

BRUSELAS, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los países de la Unión Europea aprobaron hoy en la reunión del Comité Permanente de la Cadena Alimentaria una propuesta de la Comisión para limitar las importaciones de carne de vacuno procedentes de Brasil por las deficiencias detectadas en el sistema de controles veterinarios del país carioca.

Desde el 31 de enero de 2008, sólo podrá importarse a la UE la carne brasileña procedente de una lista limitada de granjas autorizadas que cumplan estrictamente las exigencias comunitarias. Los animales que se encuentren en estas granjas autorizadas deberán haber sido mantenidos en una región brasileña considerada segura por la UE durante al menos 90 días y tendrán que estar en las instalaciones autorizadas por lo menos 40 días antes de ser sacrificados.

Todo el ganado que se encuentre en las explotaciones autorizadas deberá estar identificado y registrado en el sistema nacional de identificación de ganado. La lista de granjas de Brasil autorizadas para la exportación a la UE será pública y se revisará teniendo en cuenta las inspecciones de la oficina veterinaria comunitaria. Los envíos de carne de vacuno deshuesada despachados antes de la entrada en vigor de esta decisión podrán entrar en territorio europeo hasta el 15 de marzo de 2008.

Las restricciones a la importación de carne procedente de Brasil se imponen después de la última ronda de inspecciones llevadas a cabo por la oficina veterinaria europea en noviembre de 2007. En estas inspecciones se identificaron "varias deficiencias serias y recurrentes en los sistemas de salud animal y trazabilidad de Brasil", según destacó la Comisión.

Entre los problemas detectados se encuentran el incumplimiento de las exigencias de la UE en materia de registro de explotaciones, identificación de animales y controles de movimientos para ganado vacuno.

El Ejecutivo comunitario destacó que, pese a haber recibido ya varias advertencias previas de Bruselas después de inspecciones anteriores, las autoridades brasileñas no adoptaron las medidas adecuadas para corregir estos problemas y cumplir plenamente los requisitos comunitarios.

"Por ello, la Comisión considera necesario incrementar las restricciones a las importaciones de carne de vacuno de Brasil para mantener un alto nivel de protección de la salud animal en la UE y evitar al mismo tiempo una prohibición total", señaló el Ejecutivo comunitario en un comunicado.