Publicado 06/05/2021 16:31CET

El brasileño Carlos Brito dejará en julio la dirección de AB InBev, la mayor cervecera mundial

Carlos Brito (izq) brinda con Michel Doukeris (drch)
Carlos Brito (izq) brinda con Michel Doukeris (drch) - AB InBev

MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

El brasileño Carlos Brito abandonará el próximo 1de julio el puesto de consejero delegado de Anheuser-Busch InBev (AB InBev), la mayor compañía cervecera del mundo, que ha ocupado durante los últimos 15 años y en el que será sucedido por Michel Doukeris, actual presidente de la compañía en Norteamérica, según ha confirmado la multinacional.

Brito, de 61 años, dejará así las riendas de la compañía propietaria de marcas como Budweiser, Stella Artois y Corona , que a través de su multimillonaria fusión en 2016 con su competidora británica SABMiller se convirtió en líder indiscutido del sector cervecero.

"Estamos agradecidos con Brito por su tremendo servicio y liderazgo", dijo el presidente de la junta de AB InBev, Martin Barrington, quien no dudó en señalar al brasileño como "el arquitecto que dirigió y convirtió a AB InBev en la cervecera líder en el mundo mediante la integración magistral de las muchas empresas que hoy componen AB InBev".

Asimismo, Barrington expresó la satisfacción de la junta de AB InBev por que el nuevo consejero delegado "provenga del profundo banco de talento y liderazgo" de la propia compañía tras haber llevado a cabo un riguroso proceso de selección. "Michel es el líder adecuado para llevar a la empresa a su siguiente fase de crecimiento orgánico y éxito", añadió.

De su lado, Brito expresó su entusiasmo en el futuro de la compañía bajo el liderazgo de Michel Doukeris.

GANANCIAS DE CASI 500 MILLONES

Por otra parte, AB InBev informó de que en los primeros tres meses de 2021 obtuvo un beneficio neto atribuido de 595 millones de dólares (493 millones de euros), frente a las pérdidas de 2.250 millones de dólares (1.865 millones de euros) contabilizadas en el mismo periodo del año pasado como resultado del impacto de atípicos financieros.

La cifra de negocio de la cervecera entre enero y marzo alcanzó los 12.923 millones de dólares (10.714 millones de euros), un 11,7% por encima de los ingresos registrados un año antes, mientras que el volumen de cerveza comercializado creció un 13,3% interanual en términos orgánicos.

En concreto, el volumen comercializado en Norteamérica en los tres primeros meses del año aumentó un 2,9%, mientras que en Asia Pacífico creció un 63,3%. Por contra, en la región EMEA (Europa, Oriente Próximo y África), el volumen disminuyó un 2,1% en el primer trimestre.