Publicado 28/07/2015 21:44CET

Cadena hotelera estadounidense Marriott se prepara para operar en Cuba

   NUEVA YORK, 28 Jul. (Notimérica) -

   La cadena hotelera estadounidense Marriott International está "lista para empezar" a hacer negocios en Cuba, tal y como ha declarado el director general de la compañía, Arne Sorenson, en un artículo publicado en el sitio digital el 'Progreso Semanal' de Miami, Florida (Estados Unidos).

   No obstante, Sorenson agregó que esto no puede ocurrir puesto que "la ley norteamericana todavía no lo permite", algo que podría cambiar próximamente gracias a las medidas que está impulsando el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

   Asimismo, en el artículo publicado en dicho medio, el director general explicó que estuvo recientemente varios días en la isla y constató que la relación entre Washington y La Habana está pasando por un momento histórico, tras la reapertura de sus respectivas embajadas el pasado 20 de julio.

TURISMO CUBANO, EN ALZA.

   Sorenson comentó a su vez que la eliminación de las restricciones "en ninguna parte es más claro que en la industria de los viajes", dado que los viajes a Cuba se encuentran ahora en alza.

   "Los hoteles cubanos existentes están llenos, y compañías hoteleras de otros países están apresurándose a contratar todos los nuevos hoteles que puedan, antes de que aparezcan las cadenas como Marriott", dijo el directivo.

   Igualmente, Sorenson justificó por qué la participación de las compañías estadounidenses en el turismo de Cuba ayudaría a contribuir en las "relaciones cada vez más fuertes y constructivas entre Cuba y Estados Unidos".

   "Nuestros hoteles emplearán a miles de cubanos y vamos a poder dar la bienvenida a decenas de miles de visitantes a Cuba", añadió.

   De acuerdo con el directivo de Marriott, compañía que cuenta con alrededor de un millón de habitaciones en sus hoteles en todo el mundo, los viajes norteamericanos a Cuba se duplicarán este año, "incluso antes de que se elimine la prohibición de viajar en general".

PROHIBICIÓN DE EEUU.

   Respecto a este punto, Sorenson comentó también que, en el caso de que el Congreso revocara esta prohibición, el número de visitantes estadounidenses podría alcanzar los cinco millones en unos años.

   "Hagan el viaje si tienen la oportunidad. Los ciudadanos norteamericanos deben ser libres de viajar a Cuba, como lo son para todos los demás países en el mundo, y poder sacar sus propias conclusiones acerca de esta fascinante cultura", concluyó.

   El Comité de Asignaciones del Senado de Estados Unidos, compuesto en su mayoría por republicanos, aprobó el 23 de julio una enmienda para levantar la prohibición de viajar a Cuba a los norteamericanos, que actualmente no pueden hacerlo como turistas, pero la propuesta aún debe pasar por un complejo proceso para convertirse en ley.