Actualizado 28/01/2015 22:44:25 +00:00 CET

Carlos Slim, el niño que quiso ser empresario, cumple 75 años

Carlos Slim vuelve a ser el hombre más rico del mundo por delante de Bill Gates
Foto: REUTERS

MÉXICO DF, 28 Ene. (Notimérica) -

   El empresario mexicano Carlos Slim, el segundo hombre más rico del mundo, después de que Bill Gates le arrebatara el puesto el pasado año, cumple este miércoles 75 años y continúa siendo aquel magnate de las telecomunicaciones que desde hace décadas deslumbró al mundo por ser capaz de crear un emporio que hasta la fecha nadie ha sido capaz de arrebatarle.

   El propietario de América Móvil, la compañía líder del mercado de telecomunicaciones y televisión de pago en Latinoamérica, se ha convertido, a golpe de talonario, en el principal accionista individual del consagrado periódico estadounidense 'The New York Times', al aumentar el pasado 15 de enero su participación en el diario del 7 al 16,8 por ciento.

EN LA CIMA, A PESAR DE LOS CONTRATIEMPOS

   Su fortuna asciende a 72.000 millones de dólares, contando con que en los últimos meses se ha visto notablemente afectada por la liberalización de las telecomunicaciones que ha emprendido el presidente de México, Enrique Peña Nieto. Un sector, sobre el que mantenía un monopolio del que se había beneficiado desde 1990, cuando adquirió la estatal Telmex.

   Aunque éste ha sido un gran mazazo para el empresario, la fortuna de Carlos Slim se asienta sobre las más de 180 empresas de las que es el propietario. Su emporio viene creciendo desde que en los años 80 se convirtiera en un empresario de éxito y, de hecho, su última gran adquisición se produjo hace poco más de un mes, el pasado 15 de diciembre, cuando se convirtió en el principal accionista de la constructora española FCC, al hacerse con más del 25 por ciento de las acciones.

Relacionadas

   Para algunos, Slim es el hombre más influyente del mundo y, sin duda, sus pujantes negocios lo han convertido en una autoridad a nivel internacional. Además de América Móvil y FCC, posee la cadena de restaurantes Sanborns, el Grupo Hotelero Ostar, la constructora Carso, la firma encargada de construir plataformas petrolíferas Swecomex, las constructoras Carso y Uvitec y su propio sistema bancario para resguardar sus ganancias, Inbursa.

UN MODESTO ESTILO DE VIDA

   A pesar de las impactantes cifras que atesora el multimillonario, Slim lleva un estilo de vida que, en algunas ocasiones, poco se diferencia del del resto de los mortales. No cuenta con chófer, ya que prefiere conducir su propio coche, vive, desde hace 40 años, en la misma casa de las Lomas de Chapultepec, una exclusiva zona residencial de la Ciudad de México y el pasado año escogió para sus vacaciones veraniegas un pequeño pueblo de interior de la provincia española de Orense, al norte del país.

   Este empresario de ascendencia libanesa, pasó su infancia en una pequeña casa de la colonia -barrio-- Condesa de Ciudad de México, donde se establecieron sus padres, tras huir de su tierra natal, donde el Imperio Otomano obligaba a los varones mayores de 25 años a alistarse en el Ejército.

   Y precisamente, fue su padre el que le inculcó a Slim ese espíritu empresarial que pronto despertó. Sus primera acciones fueron las del Banco Nacional de México y las adquirió con tan solo 12 años. Para entonces, ya contaba con su propia cuenta de ahorros y una libreta en la que ir anotando los progresos económicos que lograba realizar.

   Viudo desde 1999, Slim tiene seis hijos quienes, continuando con la tradición familiar, manejan los negocios de su padre. Una ardua tarea, ya que parece impensable que puedan superar la hazaña que ha logrado su progenitor: el segundo hombre más rico del planeta, el magnate capaz de consolidar un emporio que a día de hoy permanece indestructible.

   TE PUEDE INTERESAR...

   Carlos Slim vuelve a ser el hombre más rico del mundo por delante de Bill Gates