Chávez anuncia la suspensión del racionamiento eléctrico en todo el país

Actualizado 11/06/2010 0:36:07 CET

CARACAS, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció este jueves la suspensión del plan de racionamiento eléctrico que puso en marcha el pasado mes de febrero en todo el país ante la severa crisis de energía que vivió esa nación sudamericana, una de las principales productoras de petróleo en el mundo.

Chávez aclaró que la emergencia eléctrica, que establecía cortes programados de luz en zonas residenciales y comerciales, fue "un plan de necesidad" que se aplicó de la misma manera que "una dieta" para bajar de peso. "Ahora estamos saliendo de la dieta eléctrica, salimos fortalecidos y además con una conciencia que no teníamos", afirmó en un discurso transmitido por la televisión pública.

El pasado 8 de febrero, el Gobierno venezolano declaró la emergencia eléctrica en todo el país en respuesta a la crítica situación de las principales reservas hidroeléctricas que estaban por debajo de su nivel, debido a la fuerte sequía provocada por el fenómeno climatológico de 'El Niño'.

El plan establecía cortes de electricidad de dos horas diarias o cada dos días, dependiendo de la zona, lo cual generó fuertes molestias en la población que tuvo que modificar parte de su rutina personal y laboral para adaptarla al horario de los llamados "apagones", que generaron pérdidas en el sector empresarial e industrial.

A este respecto, Chávez reconoció que esta contingencia "impactó mucho en la caída económica y en la caída del comercio", especialmente a los pequeños empresarios, y admitió que grandes industrias como la de acero registraron pérdidas. "Es verdad que la producción de acero se vino abajo", lamentó.

Hasta hace unos días la probabilidad de que este plan de racionamiento llegara a su fin era mínima, debido a que el Ejecutivo decretó extender por 60 días más la emergencia eléctrica en todo el país, que ya había reducido los cortes en el suministro a algunos días de la semana.

No obstante, Chávez aprobó este jueves extender hasta el próximo 30 de julio la restricción de horarios en la administración pública, que redujo su jornada de atención al público a cinco horas diarias para ajustarse al plan de ahorro energético.