Actualizado 02/02/2015 11:25 CET

Chile apuesta por el turismo de naturaleza para contribuir al desarrollo de las zonas rurales

Subsecretaria de Turismo, Javiera Montes
Foto: TURISMO CHILE

MADRID, 31 Ene. (Notimérica) -

   Chile ha sido elegido como la sede mundial del turismo aventura por la Adventure Travel Trade Association (ATTA), lo que supone una oportunidad para el país de mostrar su potencial como organizador de eventos internacionales, así como la posibilidad de dar a conocer aquellas zonas rurales en las que Chile quiere reforzar su oferta turística.

   Con motivo de este nombramiento, entrevistamos a la subsecretaria de Turismo del país, Javiera Montes, que ha visitado la Feria Internacional del Turismo (Fitur) que se celebra estos días en Madrid.

   ¿Qué supone para Chile albergar la próxima Cumbre Mundial de Turismo Aventura?

   Sin duda es un desafío importante que nos permitirá transformar este año en el año del turismo de aventura y desarrollar la oferta para este tipo de visitantes. ATTA es una organización muy exigente en todos los procesos y protocolos asociados al evento, lo que implica una gran responsabilidad.

   Usted ha mencionado en más de una ocasión que los turistas prefieren la naturaleza de Chile antes que las grandes ciudades. ¿Impulsar este turismo de naturaleza puede contribuir al desarrollo de las zonas más rurales?

   El 70% de los turistas que van a Chile aseguran que acudieron por los paisajes únicos, por los territorios no tocados. Por ese motivo, la naturaleza y toda la cultura y patrimonio asociados a ella nos permite sin lugar a dudas reforzar el desarrollo de las economías locales.

   Pese a que tenemos un turismo importante asociado a reuniones y congresos y a que hay ciudades como Valparaíso o San Pedro de Atacama que aportan valor por sí solas, es cierto que la apuesta del turismo chileno responde fundamentalmente a los territorios rurales del país.

   ¿Cuál es la apuesta de su Gobierno para convertirse en un país referente en la recepción de visitantes?

   Asociar el turismo a los intereses especiales, poner en valor esa demanda por el turismo relacionado con la experiencia única que aportan los parajes naturales. Estamos desarrollando una política específica para ver cómo podemos transformar realmente los parques nacionales y sus áreas de uso público en un punto turístico y de inversión.

   Queremos atraer inversiones en torno a estos parques que nos permitan ir mostrándole al mundo esta naturaleza única que no existe en ningún país del mundo.

   ¿Cuál es el porcentaje del PIB que ocupa el turismo y cuáles son las previsiones de crecimiento?

   Actualmente estamos en el 3,2% directo, aunque no hay previsiones concretas de crecimiento. Tenemos ambiciones, pero hoy día la apuesta está principalmente en cómo el Estado asume un compromiso en relación al desarrollo del turismo como una industria estratégica que nos permita diversificar la matriz productiva de nuestro país.

   Chile es reconocido por su seguridad, por su estabilidad política y económica, pero más por ser un país con una amplia gama de tratados comerciales internacionales que permiten que las inversiones se puedan desarrollar de manera competitiva.   ¿Y el nivel de seguridad jurídica? ¿Están garantizadas las inversiones de los extranjeros?

   Todo esto pone a Chile como lugar que atrae la inversión. Esperamos seguir creciendo, fundamentalmente en este nicho que está destinado a desarrollar las áreas más rurales.

EL MERCADO CHILENO PARA LOS ESPAÑOLES

   En los últimos años son miles los españoles que han llegado a Chile en busca de oportunidades profesionales. ¿Cree que en cierto modo el mercado chileno está saturado para los extranjeros?

   No, no somos un país saturado en ningún caso, tenemos la posibilidad de seguir creciendo en muchos destinos. Somos un país con mucha diversidad de paisaje, cultura y patrimonio que va desde el desierto hasta la Antártida.

   Además del reconocimiento de lugares como Natales, Isla de Pascua y San pedro de Atacama, hay muchas oportunidades de nuevos paisajes con la misma belleza y mucho crecimiento por desarrollar en nuestro país.

   ¿Cómo reciben los chilenos la presencia de tantos españoles?

   Es cierto que hay una gran cantidad de inmigrantes españoles, pero siempre serán bienvenidos.

   La mayoría de estos consideran a Chile como un país de paso y no el lugar donde vivir toda la vida, quizá porque no ven garantizado el acceso público y gratuito a servicios sociales como la sanidad y la educación. ¿El Gobierno lo percibe así? ¿Se van a tomar medidas en este sentido con la vuelta al palacio de La Moneda de la presidenta Michelle Bachellet?

   La presidenta ha asumido un compromiso con la ciudadanía de transformaciones profundas en el ámbito de la agenda laboral, de cómo engendramos una mejor educación para el país -que sea pública y de calidad-, de cómo modificamos la reforma tributaria de manera que permita recaudar más de quien corresponda.

   Estamos haciendo muchas modificaciones en la definición estructural de nuestro país, por lo que esperamos que superar la desigualdad en pro de la equidad deje de ser un compromiso y podamos lograrlo.

   La distribución de la riqueza es muy desigual y el salario mínimo muy bajo en relación con el nivel de vida chileno. Para superar esa desigualdad que menciona, ¿se ha planteado su Gobierno aumentar el salario mínimo?

   Los compromisos en la reforma tributaria busca precisamente que paguen más los que más tienen, para generar mejores condiciones de igualdad entre toda la sociedad. Tenemos un compromiso con la igualdad y los derechos que veremos cómo han avanzado al término de esta legislatura.