Actualizado 23/08/2011 23:41 CET

Chile.- El Gobierno estima que la huelga general en Chile provocará pérdidas de 277 millones de euros

SANTIAGO, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Sebastián Piñera estima que la huelga general convocada por los sindicatos para el miércoles y el jueves supondrá pérdidas de unos 400 millones de dólares (277 millones de euros) para la boyante economía chilena, que actualmente intenta esquivar los efectos de la crisis internacional.

"En momentos por los que atraviesa la economía mundial donde vemos las dificultades de Europa y Estados Unidos, yo me pregunto si vale la pena perder 200 millones de dólares (por día) que se pueden invertir en varios aspectos", ha expresado el ministro de Hacienda, Felipe Larraín.

La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) de Chile ha convocado para el miércoles y el jueves una huelga nacional para protestar por las desigualdades existentes en el país sudamericano. Hasta el momento, la medida ha recibido el apoyo de más de 80 organizaciones y colectivos.

El objetivo de esta protesta es que el Gobierno acceda a revisar el sistema previsional, a elaborar un nuevo Código de Trabajo, y a aumentar la dotación presupuestaria para la educación y la salud pública. Se espera que el respaldo a esta huelga sea mayoritario, ya que la CUT cuenta con 780.000 afiliados y representa al 10 por ciento de la fuerza laboral del país.

Larraín ha asegurado que el paro nacional, "además de ser ilegal, tiene una serie de características que se asemejan a un programa de gobierno que a una convocatoria por aspiraciones gremiales", y ha aclarado que si quieren entonces que ese tipo de demandas sean cumplidas "tienen que ganar las elecciones en las urnas".

"Estamos conscientes de lo bueno y lo malo que hemos hecho, pero los problemas se solucionan trabajando", ha enfatizado el titular de Hacienda.

Horas antes, Piñera había reconocido que su gobierno tiene "deudas pendientes" y problemas importantes por resolver, pero consideró que eso no es razón para paralizar un país durante dos días, hecho que le causa "dolor" por los efectos que tendrá en el desarrollo económico.