Actualizado 03/08/2006 19:48:00 +00:00 CET

Chile.- Un grupo de diputados oficialistas presenta un millonaria demanda contra la filial de Movistar

SANTIAGO, 3 Ago. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

Un grupo de diputados oficialistas chilenos han presentado una millonaria demanda contra la filial chilena de Movistar, división de teléfonos móviles de Telefónica, por ofrecer un mal servicio a sus clientes.

Los legisladores demandan que la empresa de capitales españoles pague el equivalente de 260 millones de dólares (unos 203,3 millones de euros) a sus abonados por el mal funcionamiento del servicio durante el último año.

Movistar, que nació en Chile después de la fusión de Bellsouth con Telefónica Móviles, es la principal empresa de telefonía móvil en el país s1udamericano y en la actualidad cuenta con unos 5,4 millones de clientes.

La demanda ha sido presentada por diputados de la Democracia Cristiana, partido que integra la coalición de centro izquierda del Gobierno de Michelle Bachelet, y por la Corporación Justicia Social, representada por los abogados Hernán Bosselin y Ramón Briones.

"Buscamos que se compense directamente a los cerca de 5,4 millones de clientes que han sido afectados por Movistar desde que la compañía se formó hace siete meses", afirmó esta mañana en rueda de prensa el diputado Jaime Mulet.

"Aquí en Chile, quienes usamos un teléfono de Movistar, parece que estuviéramos todos los días en Año Nuevo, porque una de cada tres o cuatro llamadas aparece con congestión o que no se puede conectar", añadió el legislador oficialista.

Según los abogados, la compañía Movistar no ha puesto en marcha la tecnología necesaria en el momento de comenzar sus operaciones en el país. Consultada al respecto, la compañía no ha querido pronunciarse al respecto.