Chile.-El presidente de la Casa de CyL en Chile dice que emigrantes se sienten "apoyados y escuchados" por la Junta

Actualizado 04/04/2006 14:22:10 CET

SANTIAGO, 4 Abr. (De la enviada de EUROPA PRESS, Ana Rodríguez) -

El presidente de la Casa de Castilla y León en Santiago de Chile, Nicolás Alvarez, aseguró que los emigrantes castellanoleoneses que residen en Chile se sienten "apoyados y escuchados" por parte del Gobierno regional, cuyo presidente, Juan Vicente Herrera, visita estos días Argentina y Chile para mantener contactos con estas colectividades y con los sectores empresariales de ambos países.

Alvarez, en declaraciones recogidas por Europa Press tras la celebración de un acto en la Casa de España en Santiago de Chile, al que asistió el presidente, Juan Vicente Herrera, explicó que existe una comunicación "fluida" con el Gobierno regional y "de forma permanente" con el vicepresidente o con el consejero de Presidencia.

Asimismo, reconoció, por ello, que los emigrantes castellanoleoneses se sienten "apoyados y escuchados" por el Gobierno regional y por su presidente, a quien quiso agradecer su vista a la colectividad de Santiago de Chile ya que este encuentro sirve para imprimirles "sangre roja" en sus venas "para seguir trabajando por Castilla y León", según subrayó Alvarez.

El presidente de la Casa de Castilla y León se refirió al programa 'Añoranza' que llevan a cabo diversas diputaciones de Castilla y León y que permite el retorno temporal de los emigrantes a su tierra de origen así como a las ayudas que reciben del Gobierno regional, sobre todo dirigidas a impulsar las actividades culturales vinculadas a la Comunidad y para ayudar a aquellas personas en peor situación.

Por otro lado, Nicolás Alvarez reconoció que a la colectividad castellanoleonesa "le va bien, en general" en Chile además de que se presta apoyo a aquellos que han tenido menos suerte a través del Hogar Español o de la Sociedad de Socorro Mutuo en lo que se refiere a asistencia sanitaria o alimentación.

Por su parte, José María Saiz, burgalés de nacimiento que emigró a Chile en 1959 desde su pueblo natal, Dosante de Valdeporres, en el límite con Cantabria, afirmó que "toda la vida" Chile será una tierra de "oportunidad aunque reconoció que Castilla y León para él significa "el lugar en el nació y se crió".