Publicado 27/05/2020 14:03CET

Colombia.- Grupo Energía Bogotá incrementa su beneficio neto atribuido en un 39% hasta marzo

Economía.- Grupo Energía Bogotá incrementa su beneficio neto atribuido en un 39%
Economía.- Grupo Energía Bogotá incrementa su beneficio neto atribuido en un 39% - GRUPO ENERGÍA BOGOTÁ - Archivo

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

Grupo Energía Bogotá (GEB) obtuvo un beneficio neto atribuido de 638.138 millones de pesos colombianos (155 millones de euros) hasta marzo, lo que supone un incremento del 38,6% respecto al mismo periodo del año anterior, según informó en un comunicado.

La presidenta de GEB, Astrid Álvarez, ha explicado que este incremento es resultado de los mayores ingresos en su filial de Perú, Cálidda; TGI, que es su principal transportadora de gas natural en Colombia; y del negocio de transmisión y de distribución del Grupo Dunas, que incluye a Electro Dunas, Cantalloc y Perú Power.

Álvarez también ha indicado que el buen desempeño del trimestre se debe por "la destacada gestión y una estrategia coherente y estable" de los últimos cuatro años, que han posicionado a GEB como uno de los grupos empresariales "más importantes y sólidos del sector energético en América Latina".

En concreto, la sociedad incrementó su facturación en un 25,7%, hasta 1,3 billones de pesos (321 millones de euros), como consecuencia de los aumentos del 15,9% en la distribución de gas natural, del 15,4% en el transporte de gas natural, del 18,7% de la transmisión de electricidad y de la nueva actividad de distribución de electricidad.

Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) ascendió un 25,3% respecto al mismo trimestre del año anterior, hasta 1,7 billones de pesos colombianos (430 millones de euros).

Respecto a la Covid-19, Álvarez ha señalado que las operaciones de la compañía han continuado prestándose al 100% de su disponibilidad, cumpliendo su compromiso de garantizar la prestación de servicios 'críticos' como la energía eléctrica y el gas natural.

La presidenta ha resaltado que antes de que el Gobierno Nacional de Colombia decretara la emergencia sanitaria, GEB se anticipó a los efectos de la pandemia, tomando en enero las primeras medidas.

"Diseñamos un esquema temporal de atención recuperación y estabilización, teniendo en cuenta el tratamiento de la crisis, a los colaboradores, proveedores, contratistas, las operaciones y continuidad comercial, entre otros aspectos", ha agregado.

En cuanto a los riesgos y desafíos asociados a la pandemia que afronta la empresa, Álvarez ha destacado que podría haber una disminución de la demanda de energía eléctrica y gas natural en los países en los que opera, así como la prolongación de las normativas que conllevan moratorias en los pagos de los servicios de energía y electricidad.

GEB repartió el pasado 8 de mayo el primer pago del dividendo correspondiente a las ganancias del 2019 por un total de 1,29 billones de pesos colombianos (288 millones de euros) en dividendos a sus accionistas