Actualizado 05/06/2013 12:46 CET

Colombia.- Procuraduría investiga presunta omisión de funcionarios en caso Interbolsa

BOGOTA, 5 Jun. (Reuters/EP) -

La Procuraduría General de Colombia abrió este martes una investigación disciplinaria al superintendente financiero, Gerardo Alfredo Hernández, y otros cinco funcionarios encargados de vigilar el sistema de valores del país por posibles fallas que llevaron al colapso de la comisionista de bolsa Interbolsa.

La Superintendencia Financiera ordenó en noviembre la intervención y posterior liquidación de la correduría Interbolsa, la mayor firma de su tipo en el país, después de que incumplió un pago de 20.000 millones de pesos (unos 11 millones de dólares) a un banco.

"Gerardo Alfredo Hernández puede ver posiblemente comprometida su responsabilidad disciplinaria porque en su condición de superintendente financiero de Colombia no adoptó, al parecer, las medidas preventivas (...) tendientes a evitar el perjuicio a los inversionistas en el mercado de valores y la pérdida de confianza del público", dijo el procurador general, Alejandro Ordoñez.

El procurador aseguró que de acuerdo con las averiguaciones preliminares, Hernández conocía desde finales de 2011 la posible manipulación que hacía la correduría con el precio de la acción Fabricato y la probable manipulación de la liquidez con el título de la Bolsa Mercantil de Colombia.

De acuerdo con el procurador, Hernández (máximo supervisor y regulador del sistema financiero y de valores) presuntamente retardó la denuncia de las irregularidades con la acción de Fabricato y omitió denunciar la de la Bolsa Mercantil, como era su deber.

La investigación disciplinaría de la Procuraduría, que podría dejar inhabilitados a los funcionarios para ocupar cargos públicos, es diferente a una de carácter criminal a cargo de la Fiscalía General para determinar si hubo infracciones o delitos penales en el manejo de la correduría.

Interbolsa concentraba una tercera parte de las operaciones del mercado y atendía a unos 50.000 clientes.

En el proceso la Superintendencia de Sociedades ordenó en enero la liquidación de los bienes de la matriz del Grupo Interbolsa para proteger los activos y pagar las deudas a los acreedores, al considerar inviable el proceso de salvamento y de reorganización.

En el proceso de reorganización que se ordenó inicialmente se vendieron Interbolsa Panamá, Acercasa y A&S Asesores de Seguros Ltda (antes Interbolsa Ltda Asesores de Seguros), recursos que quedaron embargados y fueron destinados al pago de acreencias de Interbolsa.