Actualizado 15/05/2012 18:51:42 +00:00 CET

Santos afirma que el TCL es una "enorme oportunidad" para aumentar la producción y el empleo en Colombia

BOGOTÁ, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha asegurado este martes que el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, que entró en vigor recientemente, supone una "enorme oportunidad" para aumentar la producción y el empleo en esa nación sudamericana que, después de varias décadas de conflicto armado, está mostrando importantes avances económicos.

Las afirmaciones de Santos se producen horas antes de que salga hacia Estados Unidos el primer contenedor con productos colombianos, específicamente textiles fabricados en el departamento de Antioquia, vendidos en el marco de este acuerdo suscrito en 2011, tras intensas negociaciones que se extendieron por varios años.

"Estos tratados hay que verlos más que como un peligro como una gran oportunidad. Tener el mercado más importante del mundo totalmente libre para nuestros exportadores es una oportunidad que tenemos que aprovechar", ha expresado Santos en declaraciones a la emisora Caracol Radio.

Se espera que el TLC con Estados Unidos suponga un crecimiento anual de entre medio punto y un punto porcentual de la economía colombiana, pero además podría generar al año unos cien mil puestos de trabajo. "Este tratado es una enorme oportunidad para la producción colombiana, para el empleo colombiano", ha destacado.

Santos ha tenido que reconocer que este convenio tendrá algunas consecuencias ya que algunos sectores de la economía colombiana estarán obligados ahora a ser más competitivos o a cambiar de productos, pero ha aclarado que esto tendrá un efecto muy limitado.

El TLC ha despertado el malestar en algunos sectores que lo ven como algo contraproducente para la economía local, debido a que los productos colombianos no podrían competir con la calidad de los productos estadounidenses. Las autoridades han alertado de posibles ataques de grupos extremistas. Este martes por la mañana, la Policía Metropolitana desactivó un coche bomba que habría sido colocado por la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en protesta contra este tratado.