Publicado 06/09/2013 17:39CET

Confianza de consumidores sube en Francia y ayuda a mejorar pronóstico económico

PARIS, 6 Sep. (Reuters/EP) -

- La confianza de los consumidores franceses mejoró levemente por encima de lo esperado en agosto y las importaciones registraron un aumento en julio, señales que indican que la demanda interna está repuntando en la segunda economía más grande de la zona euro.

La agencia oficial de estadísticas INSEE dijo que su índice de confianza del consumidor subió por segundo mes consecutivo a 84, desde 82 en julio, superando por poco las expectativas de analistas de una lectura de 83.

Su sondeo mensual sobre el ánimo de los consumidores indicó particularmente que menos hogares tenían ahora un pronóstico pesimista sobre la economía, después de que una medida de sus puntos de vista personales en torno a ese tema tocó un mínimo histórico en junio.

En otro informe, datos de la oficina de aduanas mostraron que el déficit comercial de Francia se amplió en julio a 5.100 millones de euros (6.700 millones de dólares), desde 4.100 millones en junio.

Las importaciones -un reflejo de la demanda interna de bienes- se incrementaron un 2,5 por ciento, impulsadas por mayores entregas de petróleo y gas natural y también de manufacturas, químicos y ropa.

El aumento en las importaciones superó un alza del 0,9 por ciento en las exportaciones incluso aunque las entregas de aviones comerciales crecieron en julio, informó la oficina de aduanas.

Francia emergió de una corta y pequeña recesión en el segundo trimestre gracias a un crecimiento mejor al esperado, del 0,5 por ciento, aunque permanecen las dudas sobre si ese ritmo puede mantenerse por el resto del año y si la recuperación será algo más que tibia.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) proyectó el martes que la economía francesa crecería un 0,3 por ciento este año, elevando su estimación previa de una caída del 0,3 por ciento.

La mejora en el pronóstico económico es un buen progreso para el poco popular Gobierno del presidente François Hollande, que está teniendo problemas para cumplir con la promesa de revertir un constante alza en el desempleo antes de fin de año.

Una economía más firme también influirá para bajar el déficit presupuestario el año que viene al límite del 3 por ciento de la producción económica fijado por la Unión Europea.

(1 dólar = 0,7623 euros)