Actualizado 02/04/2015 19:13:07 +00:00 CET

La corrupción en Petrobras le podría costar a Brasil 27.000 millones de dólares en 2015

An outsourced worker who was contracted to work for Petrobras holds a placard as
Foto: RICARDO MORAES / REUTERS

BRASILIA, 2 Abr. (Notimex/Notimérica) -

   El escándalo de corrupción en la petrolera estatal brasileña Petrobras podría costar a la economía brasileña 27.000 millones de dólares solo en 2015, como consecuencia del impacto en la cadena de suministro y consecuente recorte de puestos laborales.

   Un estudio de la Fundación Getulio Vargas -uno de los centros académicos más prestigiosos de América del Sur- y del Centro de Estudios de Derechos Económico y Social (CEDES), señaló este jueves que el impacto de la investigación por corrupción provocaría una reducción en las inversiones de la petrolera por unos 8.700 millones de dólares.

   El sector más afectado será, sin duda, el de la construcción, según el documento, que estima que se perderán 192.000 puestos de trabajo como consecuencia del impacto en la cadena de suministro de Petrobras.

   Numerosas constructoras contratadas por Petrobras están acusadas de participar en la trama para desviar entre el 1 y el 3 por ciento de los contratos licitados para partidos políticos y funcionarios.

   "Se estima que haya una caída del 5 por ciento en la industria de la construcción", señaló el coordinador del estudio, Gesner Oliveira, que destaca las dificultades actuales de acceso a crédito de las grandes constructoras nacionales acusadas de participar en la corrupción.

   Las denuncias de corrupción y desvío de dinero, que acarrearon la apertura de procesos judiciales en Estados Unidos por parte de inversores, unido al alto endeudamiento de la petrolera, provocaron un retroceso de la confianza de los inversionistas en Petrobras, cuya acción en la bolsa de valores lleva meses actuando de forma volátil.

   En febrero, la agencia de calificación Moody's rebajó la nota de la petrolera y la situó en el grado de inversión especulativo, aunque la presidenta brasileña Dilma Rousseff dijo la víspera que Petrobras "conseguirá resolver sus problemas antes de finales del mes de abril".

   La Operación 'Lava Jato' (Operación Limpieza, en portugués), el mayor escándalo de corrupción de la historia de Brasil, según el fiscal general del país, dañó seriamente la credibilidad de Petrobras, que aún no presentó su balance para el año 2014.

   Cientos o incluso miles de millones de dólares habrían salido ilícitamente desde la estatal Petrobras para funcionarios, políticos y formaciones como el propio Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff, por medio de sobrefacturación de contratos de suministro.